Noticias

Volcán de Fuego continúa en monitoreo tras erupción con flujos piroclásticos

El Insivumeh detalló en el boletín emitido esta mañana, que el nivel de actividad que presentó el coloso esta madrugada es más alto al comparado con la erupción de este jueves. No descartan un aumento de explosiones en las siguientes horas.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) emitió un boletín especial este viernes, 24 de septiembre, en seguimiento a la actividad que presenta el volcán de Fuego.

PUBLICIDAD

Según detalló, las estaciones sísmicas alrededor del coloso han registrado un descenso en la amplitud sísmica. Sin embargo, informó que durante la madrugada de este viernes se registró un nivel alto de actividad, comparado con el que presentó durante la erupción de flujos piroclásticos de este 23 de septiembre.

“La actividad eruptiva se caracteriza por tener distintos pulsos de incremento por lo que no se descarta un aumento en las siguientes horas con más explosiones y sonidos”, añadió.

No obstante, detalló que el observatorio vulcanológico reportó a las 6 horas de este viernes una fumarola color blanco a una altura de 4 mil 500 msnm, avalanchas de débiles a moderadas en el contorno del cráter que se canalizan por las barrancas Ceniza, Trinidad y Las Lajas.

El ente científico recomendó prohibir el ascenso de turistas a volcanes de Acatenango y Fuego hasta nuevo aviso, debido al peligro que representa acercarse a un coloso en erupción. “Corren peligro de ser alcanzados por los balísticos expulsados o bien por una oleada piroclástica”, agregó.

Volcán de Fuego, nueva actividad

El volcán de Fuego, uno de los tres activos en Guatemala, inició este jueves una fuerte fase eruptiva con explosiones, expulsión de ceniza y avalanchas de material incandescente, aunque sin provocar evacuaciones por el momento, anunciaron las autoridades.

PUBLICIDAD

“La actividad que se está registrando en estos momentos corresponde al inicio de una erupción de carácter estromboliano [mezcla de explosiones y flujos de lava] o mayormente efusivo”, dijo a periodistas Emilio Barillas, vocero del estatal Instituto de Vulcanología (Insivumeh).

La erupción provocó el descenso de material volcánico ardiente (flujo piroclástico), el principal de seis kilómetros de largo por un barranco del flanco suroeste que llegó a la base del volcán, agregó el funcionario.

El volcán de Fuego, de 3.763 metros de altura y ubicado 35 km al suroeste de Ciudad de Guatemala, se erige entre las provincias de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango y es uno de los tres colosos activos en Guatemala junto al Pacaya (sur) y Santiaguito (oeste).

Barillas explicó que la nueva fase eruptiva es la más fuerte registrada desde el 3 de junio de 2018, cuando una potente erupción provocó una avalancha que arrasó la comunidad San Miguel Los Lotes y parte de una carretera en el poblado vecino de Alotenango, dejando 215 muertos y una cifra similar de desaparecidos.

PUBLICIDAD

Tags


Lo Último