Migrantes retornados desde EE. UU. son vacunados contra Covid-19

Foto: Migración
Los 23 guatemaltecos, retornados desde Texas en un vuelo que arribó al país a las 9:30, serán los primeros en optar a la vacuna.
Publicidad

Los migrantes guatemaltecos que son retornados vía aérea desde Estados Unidos podrán optar a la vacuna anticovid al ingresar al territorio nacional.

Así lo informó este miércoles, 1 de septiembre, el Instituto Guatemalteco de Migración.

Según se indicó por medio de un comunicado, Stuard Rodríguez, director general, realizó las coordinaciones para iniciar con el proceso de vacunación para esta población, que a diario son retornados desde el territorio norteamericano.

Migrantes recién retornados

El proceso de vacunación inicia este miércoles con un grupo de 23 guatemaltecos que son retornados desde Brownsville, Texas.

Se detalló que el referido grupo está conformado por nueve núcleos familiares, que arribó a la Fuerza Aérea Guatemalteca a las 9:30 horas.

A los migrantes, que emprendieron su viaje hacia EE. UU., se les aplicará la vacuna Moderna, que fue donada por el gobierno de Joe Biden.

“Se les estará entregando la constancia de vacunación indicando la fecha de la segunda dosis para que puedan presentarse posteriormente al Centro de Vacunación más cercano”, detalló la institución.

La vacuna, que recuerdan es voluntaria, estará siendo administrada por personal del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social con el apoyo del Ejército de Guatemala, las coordinaciones se realizaron a través del Sistema Integral de Atención en Salud (SIAS).

Cientos de migrantes expulsados

Haydi y su hijo de dos años lograron entrar a Estados Unidos por Texas, a pie, junto con otros migrantes centroamericanos. Pensó que le darían refugio, pero la enviaron de regreso en un avión a México y luego en bus hasta Guatemala, por un paso fronterizo sin control.

“Fue un engaño porque nos habían dado ilusiones que íbamos a pasar. Y, de repente, cuando miramos, nos subieron a los aviones y… deportados. Pero sin una firma ni nada”, explica Haydi Consuelo, guatemalteca de 23 años, mientras descansa en el patio de la Casa del Migrante en El Ceibo, un pueblo en la frontera a unos 550 km de Ciudad de Guatemala.

Desde hace varios días, este paso fronterizo con escasa presencia del estado guatemalteco es usado por México para retornar a migrantes que antes llegaron deportados a su territorio desde Estados Unidos, vía aérea.

Aunque no hay cálculos oficiales, las organizaciones humanitarias que prestan ayuda en el lugar estiman el arribo diario de hasta 600 personas.

Las instalaciones de la Casa del Migrante, una organización manejada por misioneros scalabrinianos, no se da abasto.

Mientras los migrantes acomodan sus cosas, algunos de sus hijos revolotean por entre las maletas, mochilas, zapatos y colchones que están regados por el patio. Solo se les permite una noche de descanso. Luego deben salir para dar su sitio a los que vienen detrás.

“Están retornando hondureños, nicaragüenses, salvadoreños. Y hay toda una estrategia perversa de disimular grupos de población, porque notamos que primero ingresan los guatemaltecos y en los últimos buses venían los hondureños y nicaragüenses”, dijo a la AFP el director ejecutivo de la ONG Refugio de la Niñez, Leonel Dubón.

(Visited 149 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO