Alta ocupación en hospital San Juan de Dios: hasta 70 pacientes en área para 20 camas

PDH verifica situación del hospital San Juan de Dios por aumento de casos de Covid-19
Foto: PDH
Se informó que ese centro asistencial registra una ocupación del 100%.
Publicidad

Personal de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) verificó la situación del hospital general San Juan de Dios ante el aumento de casos de Covid-19.

En un informe emitido por la institución se detalló que durante la supervisión nocturna en las áreas para pacientes contagiados por el virus se observó alta afluencia.

El impacto es notorio, pues en una sala para 20 camas hay hasta 70 pacientes, quienes permanecen en sillas, camillas y bancas, señalaron los delegados.

Asimismo, se informó que ese centro asistencial presenta ocupación por arriba al 100%. El espacio es para 104 camas, pero hay alrededor de 180 instaladas.

Giammattei se reúne con médicos y científicos para analizar salidas ante crisis de Covid-19

Otros hallazgos en el hospital

El informe emitido por la PDH tras la visita al hospital San Juan de Dios detalla que en el hospital se tienen cinco áreas asignadas a pacientes Covid-19.

Los hallazgos tras recorrer las mismas incluyen:

  • En Capere I se encuentran ingresados 60 pacientes en condición delicada. Del total, 18 estaban siendo ventilados y el resto dependientes de oxígeno.
  • El personal hace turnos de 24 horas. En cada turno hay tres médicos residentes, cada uno responsable de 20 pacientes.
  • Solamente está asignado un terapista respiratorio para la atención de los 60 pacientes.
  • En ese servicio del hospital se encontró a cuatro enfermeras auxiliares y una enfermera profesional.
  • El recurso humano es insuficiente para la cantidad de pacientes ingresados tomando en cuenta la condición crítica de los mismos.
  • La condición de los pacientes de este servicio corresponde a un área de intermedios e intensivo.
  • Hacen falta tomas de oxígeno, ventiladores, monitores y bombas de infusión. También hay algunos de estos equipos pendientes de ser revisados, pues no funcionan adecuadamente.
  • El personal de atención al usuario no ingresa a esas áreas, por lo que el médico se encarga también de informar a los familiares la evolución de los pacientes.
  • Hay desabastecimiento del medicamento tocilizumab y las familias que se ven en la necesidad de comprarlo gastan entre Q10 mil y Q14 mil por tratamiento.
  • No se cuenta con propofol y vencuronio. Y se observó existencia limitada del remdesivir, fentanyl y midazolam.

(Visited 1,754 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO