Rafael Rodríguez: “Estamos en contra del tiempo para definir salarios regionalizados en 2021”

Rafael Rodríguez Pellecer
Foto: Edwin Bercián
El ministro de Trabajo y Previsión Social junto con su equipo de economistas analizarán información económica para orientar al presidente sobre el salario mínimo para 2021, luego de que las comisiones paritarias no lograran consensos.

La decisión de aumentar o no el salario mínimo para el próximo año está en manos del Ministerio de Trabajo (Mintrab) y el presidente, Alejandro Giammattei. El titular del Mintrab, Rafael Rodríguez Pellecer, espera información económica y social del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y del Banco de Guatemala (Banguat) para tomar una decisión y así hacerle la recomendación al mandatario.

  • ¿Cuáles aspectos tomará en cuenta el Mintrab sobre la información solicitada?

En el equipo de más alto nivel del despacho está el viceministro de Previsión y Empleo, que es economista, por lo que mi decisión estará apoyada en el análisis y en lo que digan los economistas, pues se trata de carácter económico y social, no legal. El espíritu del salario mínimo que toma datos estadísticos que genera el Instituto Nacional de Estadística respecto al costo de la vida y datos que influyen, como el costo de las canastas alimentaria y ampliada, por lo que con insumos haremos la mejor recomendación al presidente. La decisión debe estar sustentada en temas técnicos.

  • ¿Le apostarán a los salarios regionalizados en 2021?

Hay que partir que la base del salario mínimo ya no se puede bajar. Lo que en algún momento se determina en los salarios es atendiendo a circunscripciones territoriales, pero se deben definir dichas circunscripciones. El Código de Trabajo permite que haya salarios por industrias o por empresas, pero lo que es necesario es que haya comisiones paritarias, que son la representación de los dos sectores en la relación de trabajo. Estamos en contra del tiempo porque las comisiones deben integrarse en febrero y la convocatoria debe hacerse en los primeros 20 días de enero. La convocatoria para la integración de las comisiones paritarias tendría que definirse ahora, en diciembre. Tenemos reuniones pendientes con el Ministerio de Economía si hay en el esquema de reactivación económica algún espacio donde el tema laboral y salarial deba jugar un papel más preponderante y así discutir si puede haber una circunscripción. Para 2021 ya no se pueden definir nuevos sectores porque no hubo comisiones paritarias que hicieran el estudio.

  • ¿Pueden crearse salarios para otras actividades económicas?

El presidente Colom fue quien definió el sector de maquila. La ley es bondadosa en una política nacional del salario, ya que incluso puede ser para una industria. Por ejemplo, puede ser para la industria panificadora, pero debe haber representantes de la comisión paritaria. No estamos circunscritos a los tres sectores que actualmente están. El tema importante es que haya representación de los trabajadores para conformar las comisiones, de lo contrario el Ministerio tiene que designar a los trabajadores a pesar de que no estén organizados.

  • ¿Cómo fortalecen a la Inspección General de Trabajo?

Las reformas de 2017 al Código de Trabajo permiten la capacidad sancionatoria de la Inspección, por lo que hay una consecuencia pecuniaria al empleador que no cumpla, al igual que al trabajador. Las sanciones se dan principalmente por incumplimiento de obligaciones patronales. Dichas sanciones que emite la Inspección se convierten en fondos privativos, los cuales se utilizan para fortalecer esa oficina. Uno de los problemas que vimos es que una jueza había resuelto a favor del Mintrab el pago de la sanción, pero por un fallo no se facilitó el número de cuenta bancaria para el pago de la misma. Alrededor de Q8 millones se cuentan por sanciones, los cuales han servido para compra de equipo de cómputo, motocicletas y mobiliario, así como dotar a los inspectores con insumos. Además, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) donará un software para la gestión de los casos y lograr un control centralizado. También se habilitarán dos delegaciones modelo en Chimaltenango y Guatemala para ir replicando los procesos en otros departamentos.

¿Cuáles son los retos a pesar de que se logró que no se instalara la Comisión de Encuesta por la OIT?

Logramos cerrar la última fase, que era que el Gobierno informara sobre el cumplimiento de la hoja de ruta; algo que se logró es el diálogo social, que por primera vez se envió un informe tripartito, aunque los trabajadores enviaron un informe por separado. Las denuncias de trabajadores en la mesa de diálogo es que hacen falta mecanismos para ejercer la libertad sindical, más en el sector privado. Por ejemplo, cuando se informa que se está por conformar un sindicato se procede a despedir a los trabajadores, por lo que se está pidiendo apoyo a la OIT para que las acciones sean más ágiles, ya que desde el momento en que se presenta la inscripción de ese tipo de organizaciones no pueden ser despedidos.

(Visited 502 times, 1 visits today)

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO