Inician actividades por Mes del Rosario; implementan medidas por Covid-19

El día de la Virgen del Rosario es el 7 de octubre, pero su fiesta se extiende durante todo el mes.

La celebración del Mes del Rosario empezó este 1 de octubre en el templo de Santo Domingo, ubicado en la zona 1 capitalina.

El día de la Virgen del Rosario es el 7 de octubre, pero su fiesta se extiende durante todo el mes en Guatemala.

Sin embargo, este año la celebración será atípica por la pandemia del nuevo coronavirus, el cual hasta ayer había cobrado la vida de 3 mil 261 personas.

Nueva modalidad

Las puertas del templo fueron abiertas para que los feligreses pudieran ingresar y venerar la imagen de la Virgen del Rosario.

El tiempo para estar adentro de la iglesia es corto, pues el máximo son tres minutos. Quienes ingresan al lugar deben llevar su mascarilla todo el tiempo.

En el interior de la basílica fueron señalizadas las bancas para evitar que las personas se sienten juntas y puedan contagiarse de la nueva enfermedad.

Homilía

La primera misa por el Mes del Rosario se realizó la mañana del 1 de octubre. Algunos feligreses escucharon la homilía y recibieron la eucaristía afuera del templo.

La comunión la entregó el fray Luis Roberto Aguilar Leal, párroco de Santo Domingo.

Recomendaciones ante la pandemia

Ante la pandemia por Covid-19, la Conferencia Episcopal de Guatemala emitió una serie de recomendaciones relacionadas con la higiene y los gestos litúrgicos.

  • Los sacerdotes que celebran la misa y los ministros extraordinarios de la comunión deben asegurarse de iniciar la celebración con las manos lavadas con agua y jabón.
  • El gesto de paz es opcional en la misa. La Conferencia recuerda que este es un saludo, incluso solo verbal, a quienes están a la par.
  • Quienes reciban la comunión en la mano, deben estar seguros de que las tienen limpias para que la sagrada hostia, al ser depositada en las manos, no sea vehículo para ingerir virus y bacterias que allí se encuentran.
  • La comunión en la boca o en la mano, con tal de que el que distribuye la comunión no toque ni la lengua ni la mano del que comulga.

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.