Monseñor Gonzalo de Villa toma posesión como Arzobispo Metropolitano

La ceremonia duró alrededor de una hora y media. Esta se hizo con poca afluencia de personas debido a la emergencia sanitaria.

El 3 de septiembre de 2020 pasará a la historia de Guatemala, pues fue la toma de posesión del nuevo arzobispo metropolitano Gonzalo de Villa.

Desde temprano, las fuerzas de seguridad resguardaron los alrededores de la Catedral Metropolitana, ya que en ese lugar se realizó el acto litúrgico.

La toma de posesión se dio ante la poca afluencia de personas, debido a la emergencia sanitaria que se vive en el país por la Covid-19.

Invitados especiales

A la misa de toma de posesión asistieron varios funcionarios.

  • Guillermo Castillo, vicepresidente de la República
  • Ricardo Quiñónez, alcalde capitalino
  • Antonio Malouf, ministro de Economía

También asistió el cardenal Álvaro Ramazzini, así como otros sacerdotes y demás miembros de la Iglesia Católica.

El principal ausente en el acto religioso fue el presidente, Alejandro Giammattei.

Labor pastoral

Durante la homilía, de Villa dijo que su labor pastoral se centrará en: cercanía, misión, comunidad y los pobres.

“Confío enteramente en Dios, pero también en la bondad de las personas para ayudarme a ser pastor. La gran misión no es mía, sino de la iglesia en particular que lleva el nombre de Santiago Apóstol”.

El arzobispo prometió ser una voz de aliento, pero también de cuestionamiento y aseguró que no estará sujeto a presión de ningún sector social.

También recordó que la Iglesia Católica es, principalmente, de los pobres, de los migrantes y de los refugiados. Así como, de las familias ejemplares y de las familias rotas.

En tanto, de Villa se refirió a la pandemia que se vive en el país derivado a la Covid-19.

“Dios quiera que la pandemia, pero sobre todo la pandemia más antigua de exclusiones y privilegios, vaya aplacando y que como iglesia sepamos contribuir a ello. Guatemala resurgirá”.

Y terminó diciendo: “En este día inicial quiero pedirle a Dios que tenga compasión de nosotros y que salve a su pueblo”.

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.