VIDEO. Así fue la primera audiencia al aire libre del papa Francisco tras la pandemia

La llegada del Papa puso a prueba el estricto plan de seguridad contra el Covid-19, con la gente corriendo hacia las primeras filas y blandiendo teléfonos móviles.
Primera audiencia al aire libre del papa Francisco tras la pandemia
AFP

Numerosos fieles católicos pudieron intercambiar algunas palabras con el papa Francisco, aunque con las mascarillas puestas y evitando el contacto físico, en la primera audiencia al aire libre del pontífice desde el inicio de la pandemia de coronavirus (Covid-19).

Después de todos estos meses, retomamos nuestro encuentro cara a cara y no pantalla a pantalla”, se regocijó el Papa, de 83 años, gran adepto al contacto estrecho con los fieles.

¡Es hermoso!”, dijo, con una sonrisa, ante las cerca de 500 personas presentes.

La epidemia actual ha puesto en evidencia nuestra interdependencia, todos estamos ligados”.

Primera audiencia al aire libre del papa Francisco tras la pandemia
AFP

Se trató, no obstante, de un retorno limitado y con mascarillas, muy lejos de las multitudes jubilosas la Plaza de San Pedro.

En comparación, la última audiencia al aire libre del Papa, el pasado 26 de febrero, contó con un público de 12 mil personas.

Tras haberse tomado la temperatura, los participantes de la audiencia de este miércoles se congregaron en el patio de San Dámaso, donde habitualmente se recibe a los jefes de Estado.

Cada uno ocupó una de las 500 sillas instaladas a distancia entre sí, en dos zonas separadas por una especie de amplio pasadizo vacío destinado al Papa.

La audiencia fue transmitida en vivo a través de los canales oficiales de la Santa Sede.

Concentración

La llegada de Francisco puso a prueba el estricto plan de seguridad contra el coronavirus, con la gente corriendo hacia las primeras filas de sillas, blandiendo teléfonos móviles.

Algunos fieles incluso se pararon sobre sus asientos para saludar al pontífice.

Francisco, quien acudió sin mascarilla, resistió aún así la tentación de acercarse al público, despachando gestos de broma a la distancia.

Eso sí, al final de la audiencia se saltó las medidas sanitarias al bendecir, desde muy cerca, a tres parejas de recién casados, estrechar la mano a los obispos y abrazar a un sacerdote libanés.

*Con información de AFP

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.