Sinibaldi es trasladado a Tribunales para audiencia de primera declaración

El exfuncionario se entregó la semana pasada luego de permanecer por más de cuatro años prófugo de la justicia.
Alejandro Sinibaldi en Tribunales
Foto: Edwin Bercián

El exministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, fue trasladado este lunes a Torre de Tribunales para audiencia de primera declaración.

El exfuncionario ya se encuentra en el Juzgado de Mayor Riesgo “B” en donde se espera que se desarrolle la diligencia a puerta cerrada.

La audiencia en la que la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) imputa los hechos ilícitos al señalado estaba prevista para este viernes; sin embargo, fue reprogramada. Sinibaldi se encuentra en prisión provisional en una de las cárceles del país.

Sistema Penitenciario activa protocolo para resguardar vida de Sinibaldi

Sinibaldi enfrenta la justicia

El lunes 24 de agosto, el extitular del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda llegó al país luego de negociar por casi un año una entrega voluntaria.

La primera orden de captura en contra del exfuncionario del Partido Patriota se giró en junio de 2016, por su presunta vinculación en el caso denominado Cooptación del Estado.

Sin embargo, Sinibaldi ha sido señalado en varios casos de corrupción, como en Transurbano, Odebrecht, Bantrab-Arca, Construcción y Corrupción.

Sinibaldi se entrega, levanta suspicacias y reta al sistema judicial

Sinibaldi estuvo escondido en Florencia, Italia, por lo que su regreso se hizo vía Países Bajos a México, para luego volar a Tapachula y en la frontera fue custodiado por Gobernación hasta llegar a Tribunales.

Por medio de un comunicado, indicó que se presentó de manera voluntaria ante las autoridades guatemaltecas para que sus hijos y esposa lo vean enfrentar la justicia con valentía. No obstante, señaló que contaría toda la verdad sobre los casos en los que está relacionado.

 

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.