Las frases con las que el embajador designado por Trump busca ser confirmado en Guatemala

William Popp se presentó ante el Senado de Estados Unidos.
William Popp se presentó ante el Senado de Estados Unidos.
William Popp, designado por Donald Trump como embajador de Estados Unidos en Guatemala, acudió este jueves a una audiencia con el Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense.
Publicidad

Como parte del proceso para su confirmación como embajador de Estados Unidos en Guatemala, William W. Popp se presentó el pasado jueves a una audiencia ante el Comité  de Relaciones Exteriores del Senado de ese país.

Esto fue lo que dijo ante el Senado sobre Guatemala:

“Estados Unidos y Guatemala comparten una relación histórica, fuertes lazos económicos, intereses mutuos de seguridad y profundos lazos de persona a persona. Como vecinos cercanos y naciones democráticas, ambos nos beneficiamos enormemente de una cooperación mejorada y sostenida”.

“Desde su toma de posesión en enero, el presidente Giammattei ha priorizado la asociación con los Estados Unidos. Ha demostrado compromiso para aumentar la seguridad, frenar la migración irregular, combatir la corrupción y apoyar el crecimiento impulsado por el sector privado. También subrayó el compromiso de Guatemala con la democracia, defendió la libertad en Venezuela y reforzó las relaciones con Taiwán”.

“Estamos en un momento importante de oportunidad para maximizar nuestra asociación para la seguridad, la prosperidad, el buen gobierno y la democracia. Al mismo tiempo, enfrentamos el tremendo desafío del Covid-19, con su doloroso impacto humano y su impacto económico. Más que nunca, es vital que trabajemos juntos”.

“Primero, proteger la seguridad de nuestros ciudadanos, combatir el crimen transnacional y abordar el desafío regional de la migración irregular deben ser prioridades. Para proteger a los ciudadanos estadounidenses y guatemaltecos, y a nuestros respectivos países de origen, es clave para nosotros trabajar juntos para desmantelar las organizaciones criminales transnacionales, aumentar la seguridad fronteriza, fortalecer las instituciones de justicia y resaltar los peligros asociados con el largo viaje a la frontera de los Estados Unidos”.

“Con la asociación estadounidense, Guatemala está progresando. Se han establecido nuevos tribunales para enjuiciar a los traficantes de personas, casos de extorsión y feminicidio. La fuerte cooperación con las Fuerzas Especiales de la Armada de Guatemala ha reducido el tráfico marítimo de narcóticos”.

 “Y los encuentros de migrantes guatemaltecos en la frontera sur de los EE. UU. han disminuido significativamente desde el pico de la crisis humanitaria y de seguridad en mayo de 2019. A pesar de este progreso, se necesita más capacitación y el compromiso sostenido de todas las ramas del Gobierno de Guatemala”.

“Es vital que ampliemos la prosperidad para ambos países al liberar la inversión privada, expandir el comercio y aumentar el empleo en el sector formal. Con una de las poblaciones más jóvenes del mundo, la tasa más baja de recaudación de impuestos en las Américas, y casi el 60 por ciento de la población que vive en la pobreza, es imperativo generar oportunidades para los jóvenes guatemaltecos, las mujeres y la comunidad indígena”. 

“Nuestra asistencia es una parte importante de la solución, pero también lo es trabajar con los sectores público y privado para crear un entorno propicio para que las empresas prosperen, especialmente las pequeñas y medianas empresas. Si se me confirma, buscaré crear más oportunidades que beneficien a las empresas guatemaltecas y estadounidenses”.

“La seguridad y la prosperidad subyacentes son la necesidad crucial de promover el estado de derecho, combatir la corrupción, respetar los derechos humanos y laborales y poner fin a la impunidad. La asistencia estadounidense está fortaleciendo las instituciones judiciales de Guatemala, y el presidente Giammattei ha dado un paso importante para establecer una nueva comisión anticorrupción para descubrir la corrupción dentro del poder ejecutivo”.

“Juntos, estamos fomentando el diálogo con las comunidades indígenas y la sociedad civil en áreas de alta migración. Deberíamos profundizar estos esfuerzos para construir la integridad de las instituciones públicas, mejorar el acceso a la justicia y reforzar el espacio para la sociedad civil. Una Guatemala más justa e inclusiva tendrá un efecto positivo en los desafíos que enfrentan nuestros países”. 

“Si se me confirma, trabajaré firmemente para promover los intereses y valores de los Estados Unidos… Buscar una agenda compartida con nuestros socios guatemaltecos para la seguridad, la prosperidad, el buen gobierno y la democracia. Protegeré vigilantemente los recursos y maximizaré la efectividad en todas las agencias de los Estados Unidos para construir un futuro más seguro y próspero con Guatemala”.

“Hay herramientas que el Congreso nos está brindando, incluidas las revocaciones de visas, sanciones globales Magnitsky y otras herramientas que podrían ser necesarias en ocasiones para subrayar la importancia de la justicia de acceso en Guatemala”.

“La corrupción es un impacto corrosivo y, en mi opinión, especialmente Guatemala, de otros problemas al no abordar la corrupción, está socavando a menudo las metas en nuestro interés nacional”.

Trayectoria

El pasado 28 de mayo el presidente, Donald Trump, anunció su intención de nominar a Popp como nuevo embajador de la sede diplomática estadounidense en Guatemala.

Popp es un diplomático de carrera y veterano del servicio exterior estadounidense que actualmente ostenta el cargo de segundo al mando en la Embajada de Estados Unidos en Brasilia, Brasil, informó la Oficina de Prensa de la Casa Blanca en un comunicado.

El candidato fue el ministro consejero de dicha embajada desde noviembre de 2018 hasta febrero del 2020. Popp ocupó previamente varios cargos diplomáticos en Kenia.

Durante su carrera ha ocupado diversos cargos en el Departamento de Estado, tales como director de la Oficina de Coordinación de Cumbres para Políticas Económicas Regionales. Antes de eso trabajó, además, en el consulado de Estados Unidos en Sao Paulo, Brasil, y en la embajada en Bogotá, Colombia.

Es egresado de Wesminster College y la Universidad George Washington, así como del War College. Habla español y portugués.

 

(Visited 32 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO