“La inexistencia de protección social ha hecho que sea más complicado”, Raúl Romero, ministro de Desarrollo Social

El titular del Ministerio de Desarrollo Social le apuesta para evitar que la entrega de la ayuda social sea política y clientelar, llegando a las personas que realmente lo necesiten

Por Joel Maldonado

La demanda por recibir alguna ayuda del Gobierno cada vez es mayor, por lo que esta semana se empezó a identificar a los beneficiados con el programa “Bono Familia”, a cargo del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

¿Cuáles programas ejecutará el Desarrollo Social?

Desde que se estableció el estado de Calamidad por el Covid-19, el Gobierno estableció 10 programas sociales para ayudar a diferentes segmentos de la población. El Mides tiene la responsabilidad de diseñar y ejecutar tres programas: El primero es el “Bono Familia”, que cuenta con un fondo de Q6 mil millones para ayudar a dos millones de hogares con pagos de hasta Q1 mil por tres meses. El segundo es el de apoyo a la economía popular, con un fondo de Q200 millones, en el que se entregarán Q1 mil a 200 mil personas, por una vez, de los listados que las municipalidades trasladen bajo declaración jurada. Y el tercero es la dotación de alimentos, en el que se asignaron Q350 millones para Desarrollo Social, el cual se ejecutará a través del Programa Mundial de Alimentos (PMA) para garantizar transparencia, pertinencia y efectividad en la distribución de los mismos. Hemos pedido apoyo a la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan) para que nos indique qué productos y en qué cantidades deben estar las dotaciones y así las familias, de cinco miembros, puedan subsistir en 30 días.

¿Cómo es la selección para los beneficiados del “Bono Familia”?

Este programa es el que más expectativas ha generado, por varios elementos. Uno es la cantidad de beneficiarios, los candidatos surgen de los hogares que tienen consumo de energía eléctrica menor a 200 kilovatio, pero bajo criterios de inclusión para depurar el padrón y llegar a los dos millones de hogares. Es importante señalar que dicho programa va a marcar un antes y un después en los programas sociales, porque no ha habido un programa que represente 10 millones de guatemaltecos. El segundo, por el monto asignado que es de Q6 mil millones, pues no ha habido un programa con esa cantidad de dinero para distribuir; y el tercero es que se está diseñando con criterios técnicos e instrumentos tecnológicos que garanticen la efectividad, transparencia, pertinencia y así no sean utilizados política ni clientelarmente, y así beneficiar a las personas que verdaderamente deben recibir la ayuda.

Ejército confirma cinco casos positivos de Covid-19 en la institución

Ninguno de ellos presenta síntomas graves de la enfermedad.

¿Cuáles son los criterios para entregar el bono?

Se estructuró una plataforma que cruza información con varias instituciones, en bases de datos, para ir aplicando los criterios de exclusión establecidos en el Decreto 13-2020, que es un trabajador del Estado, una persona jubilada o pensionada o alguien que reciba una ayuda económica de otro programa social. Hay que señalar que estamos dando un salto cuantitativo y cualitativo en el Mides porque ahora tenemos capacidad para dar respuesta a casi cuatro millones de personas que son dos millones de hogares, 200 mil personas a la economía popular y medio millón con dotación de alimentos, más lo que ya veníamos apoyando. También se señala que hasta un 10% de los hogares que no tienen energía eléctrica serán beneficiados, priorizando áreas golpeadas por Covid-19, pobreza, desnutrición y personas de la tercera edad. Cada programa busca apoyar a un segmento poblacional distinto para lograr mayor cobertura.

¿Cómo mejorar la selección de beneficiados luego de que se conoció que unas personas fallecidas estaban en los listados?

La expectativa es alta, se filtra información y se generan especulaciones, lo que ha provocado confusión. La semana pasada se señaló que se había acreditado a ocho personas, pero no era de este bono sino del de la economía informal, y cuando se hizo la revisión con los bancos efectivamente no se les había asignado, era de un listado que había enviado una municipalidad. Hemos asumido la responsabilidad y el compromiso de tener claro que la población está esperando acciones concretas de apoyo. Nos hemos comprometido a hacer programas técnicos y transparentes, que apoyen a la gran mayoría, sin banderas políticas ni ideológicas.

19 son los comedores sociales que están en funcionamiento, pero algunos fueron reorientados.

¿Cuándo empezará la entrega de alimentos por el PMA?

El PMA tiene sus procesos una vez situados los fondos, el tiempo máximo de hacer la compra a la distribución es de cinco semanas, pensamos que a finales de junio. Se le pidió al PMA que compre a los pequeños productores para contribuir a la reactivación económica local. Pedimos apoyo a la Sesan para que con criterios indique cuáles son los productos y en qué cantidades deben entregarse los alimentos con calidades nutricionales y calóricas y así luchar contra la desnutrición. No será una bolsa, ni una caja, sino un costal. También se le pidió al INE para identificar a los hogares rurales y urbanos que lo necesitan.

4 retos como ministro

Ningún Estado estaba preparado para vivir una pandemia de este tipo, el coronavirus (SARS-CoV-2) desnudó las debilidades en el mundo, sociedades que se consideraban preparadas para crisis se les ha ido de las manos. Los programas estructurales que no han sido resueltos han hecho que se agraven este tipo de emergencias. La falta en fortalecer el sistema de salud y la inexistencia de sistemas de protección social han hecho que sea más complicado.

  1. La contribución de programas sociales que permitan apoyar a los que más lo necesitan y que eviten que no sean politizados.
  2. La generación de instrumentos y plataformas para que los programas sociales sean ejecutados de manera técnica y tecnológicamente, y se vaya limitando la intervención o criterio de un funcionario para que no haya discriminación de a quién apoyar.
  3. Hacer programas que contribuyan al desarrollo social, que no solo sean programas asistencialistas, que no sean programas que generen dependencia, y el reto es convertirlo en un ministerio para generar condiciones que cambien la forma de vida de las personas.
  4. Aspirar a tener un sistema de protección social que dé integralidad, lógica y coordinación para proteger a la sociedad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo