Millones de litros de cerveza serán destruidos en Francia por el confinamiento del COVID-19

La principal razón de la destrucción es que la cerveza más popular no suele estar pasteurizada, por lo que se estropea con el paso del tiempo.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Al menos 10 millones de litros de cerveza serán destruidos en Francia, ya que no han podido ser consumidos durante el confinamiento decretado para frenar la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19), informaron este martes los productores.

"El cierre brutal de cafés, restaurantes, y la paralización de la actividad turística y la anulación de todos los festivales y salones han dejado más de 10 millones de litros de cerveza, mayoritariamente en barril" sin consumir, anunció el sindicato profesional el martes.

"La destrucción de esta cerveza tendrá también un costo nada despreciable para las empresas", dice el sindicato.

Cerveza Imagen ilustrativa. / pixabay.com

La principal razón de la destrucción es que la cerveza más popular no suele estar pasteurizada, por lo que se estropea con el paso del tiempo.

En torno al 25 % de los fabricantes están parados, ante la falta de actividad, según un estudio realizado recientemente, y el "70 % de los fabricantes declaran una pérdida del 50 % del volumen de negocio o más desde el 15 de marzo".

Desconfinamiento paulatino

Francia sigue siendo uno de los países más afectados por la pandemia. Con 25 mil 531 fallecimientos, 330 en las últimas 24 horas, el país se ubica como la quinta nación más castigada por el coronavirus.

Cifra de muertos por coronavirus en el mundo supera los 250 mil

Desde el comienzo de la epidemia, se contabilizan más de 3 millones 629 mil 160 casos de contagio en 195 países o territorios.

No obstante, la presión en los centros de salud parece seguir aliviándose, pese a que todavía hay 3 mil 430 pacientes en los servicios de cuidados intensivos.

Tras casi dos meses de confinamiento, Francia empezará a retirar progresivamente las medidas el próximo lunes, aunque la vuelta a la normalidad todavía tardará algunos meses.

Este martes, el presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió que es "demasiado pronto" para planificar las vacaciones de verano.

"Vamos a limitar los viajes al extranjero, incluso durante las vacaciones de verano. Nos quedaremos entre europeos, quizás incluso tendremos que reducir un poco más" en función de la epidemia, dijo el mandatario, al término de una visita a un colegio en la región parisina.

El desconfinamiento se anuncia muy paulatino: en un primer momento, los desplazamientos seguirán limitados, a un centenar de kilómetros como máximo del domicilio.

Los comercios empezarán a abrir, pero no los bares, ni los restaurantes o los cines.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo