Tras declarar emergencia en cárceles de El Salvador, Bukele confirma muerte de soldado desaparecido

El mandatario salvadoreño declaró "emergencia máxima" en todas las cárceles del país tras la desaparición del soldado José Rigoberto Reyes Medina.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Por medio de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, confirmó la muerte del soldado José Rigoberto Reyes Medina, desaparecido en Atiquizaya, una ciudad del oeste del país con fuerte presencia de pandillas.

Reyes Medina desapareció tras ser atacado la tarde del lunes en una zona rural ubicada unos 90 kilómetros al oeste de San Salvador.

La Policía Nacional Civil (PNC), con el apoyo de militares, desplegaron un operativo de búsqueda que culminó con el hallazgo del cuerpo del soldado.

"Debo informar que, luego de un fuerte operativo de búsqueda, nuestro equipo ha encontrado el cuerpo sin vida del soldado José Rigoberto Reyes Medina, en Atiquizaya", escribió Bukele en un tuit.

"Mi pésame para su familia. Esto es un recordatorio de lo que muchos arriesgan para darnos seguridad", añadió.

Emergencia en cárceles de El Salvador

Tras la desaparición de Reyes Medina, el mandatario salvadoreño ordenó al viceministro de Justicia y Director General de Centros Penales, Osiris Luna Meza, decretar "emergencia máxima" en todas las cárceles del país.

"Director Osiris Luna Meza, decrete emergencia máxima en todos los centros penales, todos en encierro total", ordenó Bukele en Twitter.

En virtud de la orden, según Bukele, no habrá "ni un rayo de sol para nadie" y suspendió las visitas y actividades para todos los reclusos hasta nueva orden.

"Todos a encierro total; ni un rayo de sol para nadie. Cero visitas. Cero actividades. Cero patio. Cero tiendas. Todos en sus celdas, ncomunicados, 24/7, hasta nueva orden", escribió el presidente.

Con la aplicación de esta orden, el gobierno salvadoreño pretende evitar que cabecillas de pandillas encarcelados emitan órdenes criminales al exterior.

Las pandillas salvadoreñas tienen unos 70 mil miembros, de los cuales más de 17 mil están encarcelados, y se dedican a la extorsión, el narcotráfico y otros delitos.

Con una población de 6.6 millones de personas, El Salvador es uno de los países sin guerra más violentos del mundo, con 35.6 homicidios por cada 100 mil habitantes, según datos de 2019.

La mayoría de esas muertes fueron consecuencia de la actividad pandillera.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo