Preocupa salud del papa Francisco: surgen rumores sobre contagio de coronavirus

Aquejado por un resfriado, el pontífice se ha visto obligado a cancelar toda su agenda pública.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

El papa Francisco lleva cuatro días recluido en El Vaticano, aquejado por un resfrío, y en Italia, país golpeado por la epidemia del nuevo coronavirus, comienzan a surgir temores de que el pontífice haya sido contagiado.

Las molestias han obligado a Francisco a cancelar toda su agenda pública.

Papa Francisco cancela audiencias por tercer día consecutivo

El Santo Padre también canceló todas las audiencias del viernes, anunció el Vaticano en un comunicado en el que no precisó la razón.

Esto implica que el Papa se ausentará de los ejercicios espirituales que la Curia lleva a cabo todos los años durante la Cuaresma en Ariccia, localidad a unos 10 kilómetros de Roma, para concentrarse antes de la Semana Santa.

"Desgraciadamente, un resfriado me obliga a no participar este año", declaró el domingo el pontífice, de 83 años, tras la oración del Ángelus, en la plaza de San Pedro.

Francisco tenía previsto pasar seis días en Ariccia a partir de este domingo. Allí debía oficiar una misa diaria y participar en los llamados ejercicios espirituales, dirigidos por un predicador jesuita, junto a miembros de la Curia romana.

El jueves ya había reducido su agenda a causa de una "leve indisposición".

Rumores sobre contagio

En Italia, el número de casos de coronavirus continuaba en aumento, mientras las autoridades confirmaban 29 muertos y mil 128 infectados.

Ante la emergencia, el estado de salud del Papa empezaban a preocupar a los italianos, cuando surgían rumores de un supuesto contagio.

En las últimas horas, medios comenzaron a asegurar que el propio Vaticano había confirmado que el pontífice había dado positivo al nuevo coronavirus, algo que fue descartado este domingo por la Santa Sede.

"No hay ninguna prueba que nos lleve a diagnosticar nada más que una leve indisposición", subrayó un portavoz del Vaticano, citado por la AFP.

Papa Francisco resfriado AFP

El miércoles, el Papa celebró una audiencia al aire libre, en la que expresó su solidaridad con los afectados por la epidemia.

"Quisiera expresar una vez más mi cercanía a los enfermos por el coronavirus y al personal sanitario que los atienden, así como a las autoridades civiles que participan en la asistencia y contención del contagio", dijo.

Llegó a bordo del "papamóvil" y luego saludó a la multitud reunida, entre la cual era posible ver a varias personas con mascarillas.

Al final de la audiencia, en lugar de subir al vehículo, como es su costumbre, el pontífice estrechó las manos de decenas de fieles e incluso besó a algunos niños.

Tras ello, renunció durante tres días a sus "audiencias" oficiales en el palacio apostólico y se quedó en la residencia de Santa Marta, en El Vaticano, donde reside.

Sin embargo, continuó celebrando la misa matinal y recibiendo a los visitantes, como al jefe de la Iglesia greco-católica de Ucrania, Sviatoslav Shevchuk, con quien se reunió el sábado.

El Papa envía un emotivo mensaje a los contagiados con coronavirus

El pontífice llegó a bordo del "papamóvil" y luego saludó a la multitud reunida, entre la cual era posible ver a varias personas con mascarillas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo