FMI dice que crecimiento económico ayudó a bajar el crimen en Centroamérica

El Fondo Monetario Internacional citó el caso del Triángulo Norte, integrado por Guatemala, El Salvador y Honduras, y señaló que las condiciones económicas favorables frenan la delincuencia.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que el crecimiento económico ayuda a reducir la criminalidad y citó el caso del Triángulo Norte de Centroamérica, integrado por Guatemala, El Salvador y Honduras.

En un blog del organismo que analiza un estudio sobre estos tres países, Dmitry Plotnikov, economista del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, se preguntó si las condiciones económicas favorables contribuyen a frenar la delincuencia.

Violencia homicida en 2019: Aproximadamente cada 2 horas hubo un crimen

Plotnikov destacó que en Centroamérica sigue siendo una de las regiones más violentas del mundo: 4,5% de los homicidios de todo el planeta ocurren allí. Pero mayores medidas de seguridad hicieron disminuir esas cifras en los últimos años.

Entre 2015 y 2019, la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes de El Salvador se redujo de 108,6 a 36; la de Guatemala, de 29,7 a 21,5; y la de Honduras, de 63,8 a 41,5, señaló.

Al mismo tiempo, durante este período la actividad económica creció en esa región.

Plotnikov indicó que “el aumento en 2016 del PIB per cápita de Honduras, de 1%, impulsado por una mayor productividad de la mano de obra, redujo la delincuencia un 0,5%”.

“En El Salvador, el aumento del producto de 1% redujo la delincuencia aproximadamente 0,75%, y en el caso de Guatemala el efecto es el mismo que en Honduras”, añadió.

El FMI concluyó que una mejora constante del nivel de vida es “fundamental” para reducir la delincuencia en forma sostenible.

¿Cómo se explica esto?

Según el Fondo, porque a medida que la productividad y la actividad económica aumentan y contribuyen a subir el nivel general de ingresos, “la actividad delictiva se vuelve menos atractiva”.

Y el círculo virtuoso se pone en marcha, porque “la mayor productividad de los trabajadores y el menor gasto en seguridad incrementan las utilidades de las empresas, lo cual a su vez fomenta el ingreso al mercado de nuevas empresas y la expansión de las existentes y, por ende, favorece la oferta de trabajo y la creación de empleo”, dijo Plotnikov.

Para el economista, no sorprende que la actividad delictiva sea “una opción viable” cuando la pobreza es generalizada, faltan oportunidades económicas y hay una percepción de corrupción. Esto “posiblemente explique la alta delincuencia en los países del Triángulo Norte”, dijo.

Amenazas, violencia contra la mujer y robos: los delitos más denunciados, según MP

Plotnikov recomendó implementar políticas que promuevan el empleo y la productividad, tanto mejorando la infraestructura, como reduciendo las barreras de ingreso de nuevas empresas y acrecentando la eficiencia a los sistemas tributarios.

Y advirtió sobre los planes de lucha contra la delincuencia como el “Mano Dura” en El Salvador, porque dijo que a pesar de ser ampliamente respaldados por la población, “suelen ser contraproducentes”.

Según dijo, “tienden a dar mejores resultados” las políticas que buscan reintegrar a los condenados en la economía productiva.

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.