Piñera promulga ley que habilita plebiscito para cambiar la Constitución de Chile

El mandatario chileno dijo que la reforma "abre las puertas y define un camino para lograr un gran acuerdo Constitucional".
Publicidad

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, promulgó este lunes una ley que habilita a convocar un plebiscito el 26 de abril del próximo año, para decidir cambiar la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.

Esta reforma abre las puertas y define un camino para lograr un gran acuerdo Constitucional“, que “no es una vara mágica que resuelve todos los problemas“, dijo Piñera, al firmar esta ley aprobada la semana pasada en el Congreso.

Se trata, además, de las principales demandas en las manifestaciones sociales que sacuden Chile desde hace dos meses.

El acto de promulgación se llevó a cabo en el palacio presidencial de La Moneda, ante la presencia de unos 300 invitados especiales.

La reforma a la actual Constitución, señalada como una de las mayores fuentes de desigualdades de la sociedad chilena, no consideraba la posibilidad de convocar a un plebiscito para estos fines.

Por esta razón fue necesario un acuerdo político entre la izquierda y los partidos de gobierno, que fue alcanzado el 15 de noviembre, dos días después de una jornada de extrema violencia en el país.

En el plebiscito del 26 de abril se consultará a los chilenos sobre dos preguntas: si quiere o no una nueva Constitución y qué tipo de órgano debería redactar esa nueva Constitución, si una “comisión mixta constitucional” o una “convención constitucional“, similar a una asamblea constituyente donde todos los integrantes sean electos por la ciudadanía.

Cómo hacer el cambio

La “convención mixta constitucional“, impulsada por los partidos de la coalición de gobierno derechista, estaría integrada en partes iguales por miembros elegidos para este efecto y parlamentarios en ejercicio.

La “convención constitucional“, promovida por los partidos de la oposición, todos sus integrantes serán elegidos específicamente para esta ocasión, en un fórmula que aún no está definida.

En el Congreso, la cámara de senadores aún está discutiendo si la eventual Asamblea será paritaria o tendrá cupos reservados para pueblos indígenas e independientes, y si la elección será o no con voto obligatorio.

Los diputados ya aprobaron estos puntos el jueves pasado.

Si los chilenos aprueban una nueva Constitución, la elección de los miembros de una u otra instancia se realizará en octubre de 2020, coincidiendo con las elecciones regionales y municipales bajo sufragio universal y se hará con voto voluntario.

El órgano que redacte la Constitución tendrá un plazo de nueve meses para elaborar el nuevo texto, prorrogable por otros tres meses más.

*Con información de AFP

(Visited 13 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO