Morales se dice dispuesto a enfrentar una segunda vuelta electoral en Bolivia

Evo Morales proclamó este su victoria en la primera vuelta, aunque se dijo dispuesto a ir a un eventual balotaje.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

El mandatario Evo Morales se proclamó este jueves ganador en primera vuelta de las elecciones presidenciales en Bolivia, tras alcanzar una diferencia de 10 puntos sobre su rival, Carlos Mesa, aunque abrió la puerta a ir a una eventual segunda vuelta si el cómputo final así lo establece.

"Una buena noticia (…) Ya ganamos en la primera vuelta", dijo Morales en una rueda de prensa, apoyándose en el cómputo oficial que con 98.42 % del escrutinio le otorgaba el 46.83 % de los votos frente al 36.7 % de Mesa.

Ups, no se encuentra el tuit. ¿Tal vez lo eliminaron?

Un resultado que le permitiría evitar el balotaje, pues la ley establece que para ganar en primera vuelta un candidato debe obtener el 40 % de los votos y una ventaja de 10 puntos sobre el segundo contendiente.

"Si el resultado final dice que vamos a segunda vuelta, vamos a ir (pero) si el cómputo oficial dice que no hay segunda vuelta, vamos a respetar, vamos a defender", sostuvo.

Mientras el escrutinio continúa, la tensión sigue creciendo en el país tras los comicios del domingo: sectores opositores mantienen una huelga parcial desde el miércoles y Mesa ha reclamado una segunda vuelta y denunciado "fraude".

Ups, no se encuentra el tuit. ¿Tal vez lo eliminaron?

Este jueves, Morales cuestionó también el papel de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), que la víspera consideró como "mejor opción" la realización de un balotaje para dirimir la reñida disputa.

Específicamente, reclamó que hicieran tal propuesta antes de que concluyera el conteo oficial.

"No quiero creer que la misión de la OEA está con el golpe de estado", señaló.

Evo Morales Evo Morales. / AFP

"Somos la mayoría"

Morales, que cumple 60 años este sábado, llamó desde el miércoles a sus partidarios a la movilización, y ese mismo día varios miles de mineros, indígenas y trabajadores se congregaron en La Paz.

La Iglesia Católica también propuso la víspera una segunda vuelta como "única salida pacífica y concertada" a la escalada de violencia y división que vive el país tras la elección.

Y Washington advirtió de "serias consecuencias" si "los votos emitidos por el pueblo" boliviano no son respetados.

Después de las primeras cifras parciales el domingo por la noche, que insinuaban una inédita segunda vuelta, hubo un vuelco en los nuevos resultados que fueron divulgados 20 horas después, dándole prácticamente la reelección a Morales en primera vuelta, lo que provocó sospechas de fraude en la oposición y observadores.

La OEA aceptó realizar una auditoría al conteo de votos, solicitada por el gobierno, que aún no ha comenzado.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo