Trudeau gana elecciones en Canadá, pero sin mayoría absoluta

Trudeau logró así un anhelado segundo mandato, a pesar de los muchos escándalos que marcaron sus cuatro años en el cargo.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, obtuvo un segundo mandato en las elecciones legislativas de este lunes, pero su partido liberal se tuvo que contentar con una mayoría relativa en el Parlamento, que lo obligará a buscar apoyo entre los partidos pequeños para sobrevivir.

Según las proyecciones de las cadenas televisivas unas horas después del cierre de las urnas, los liberales deberían obtener cerca de 160 de los 338 escaños en liza en la Cámara de los Comunes, lejos de la cómoda mayoría absoluta de la que gozaron en la anterior legislatura.

Esta noche, los canadienses rechazaron la división“, dijo Trudeau ante sus simpatizantes reunidos en el centro de Montreal.

Los canadienses “rechazaron los recortes y la austeridad y votaron a favor de un programa progresista y de una acción fuerte contra el cambio climático“, añadió.

Trudeau logró así un anhelado segundo mandato, a pesar de los muchos escándalos que marcaron sus cuatro años en el cargo.

No obstante, sale debilitado de estas elecciones y tendrá que contar con el apoyo de partidos más pequeños para mantenerse en el poder.

Imagen borrosa

Mayor que sus rivales, Trudeau ya no tiene la ventaja de la juventud ni la novedad que lo impulsaron al poder en 2015.

El dirigente, además, termina su mandato afectado por varios escándalos.

Su popularidad cayó tras un caso de injerencia política en un proceso judicial y por la publicación en plena campaña de fotos suyas con la cara pintada de negro.

A lo largo de la campaña, defendió su gestión: economía sólida, legalización del cannabis, impuesto al carbono, acogida de miles de refugiados sirios, acuerdos de libre comercio firmados con Europa o Estados Unidos y México.

De su lado, Andrew Scheer prometió retomar el equilibrio presupuestario y reducir los impuestos con un objetivo simple: “devolver el dinero a los bolsillos de los canadienses“.

Pero el joven conservador, padre de cinco niños y de formación católica, tampoco escapó a la polémica debido a su hostilidad personal hacia el aborto, la revelación tardía de su doble nacionalidad canadiense y estadounidense, o sospechas de que ordenó una campaña para denigrar a un rival.

*Con información de AFP

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.