Habilitarán parcialmente el paso por el libramiento de Chimaltenango

Luego de los derrumbes registrados en el tramo carretero, es necesario llevar a cabo trabajos de mitigación.

Por Álvaro Alay

La Conred y el Ministerio de Comunicaciones presentaron este jueves los resultados de las evaluaciones realizadas en el libramiento de Chimaltenango, en donde se han registrado una serie de deslizamientos.

Asimismo, las autoridades de estas instituciones y la empresa a cargo del tramo carretero dieron a conocer las acciones de mitigación que se implementarán para evitar riesgos para los automovilistas.

El paso por el libramiento de Chimaltenango se encuentra cerrado desde el pasado 28 de agosto, cuando se dio un derrumbe de grandes proporciones en el kilómetro 61, el cual cubrió parte de la ruta con material.

Aunque inmediatamente se inició con las labores de limpieza, se han observado nuevos desprendimientos de rocas y tierra en el área, por lo que no se ha habilitado la circulación vehicular.

Paso parcial

Para evitar poner en riesgo a los usuarios, el Ministerio de Comunicaciones y la empresa ejecutora tienen previsto habilitar el paso, pero solo parcialmente, pues mientras tanto se harán trabajos de mitigación.

La fecha probable para habilitar el paso parcial es el sábado 5 de septiembre, aunque dependerá de cómo avanzan las labores en el lugar en los próximos días.

El ministro de Comunicaciones, José Luis Benito, indicó que en la parte donde se dio la falla la carretera consta de cinco carriles, dos hacia occidente y tres hacia la capital.

Entonces, mientras se hacen los trabajos se mantendrán cerrados los dos carriles de un lado y quedarán los otros tres, que deberán utilizarse para el paso en ambos sentidos de la vía.

De igual forma, en el bordillo central se instalará una malla para contener el material, si surgiera algún desprendimiento de tierra que afecte la cinta asfáltica.

Un representante de la empresa ejecutora explicó que los trabajos de mitigación podrían durar aproximadamente 45 días.

Acciones de mitigación

El titular de la Dirección General de Caminos dio detalles de la propuesta que se tiene y se ha consensuado con la empresa para aliviar el tránsito:

  • Retirar todo el material que esté suelto y darle inclinación mayor al talud, casi hasta los 35 grados, para hacerlo menos susceptible de que se puedan seguir dando movimientos en el área.
  • Dada la situación y para tener más seguridad de lo que se hará, también la empresa contratará a expertos en geofísica y geotécnica que harán un análisis para establecer si lo ocurrido está relacionado con la gravedad.
  • La empresa hará la señalización que corresponda y se tendrá apoyo de las autoridades de tránsito para regular el paso de vehículos.

Ocho aspectos sobre los derrumbes en el libramiento de Chimaltenango

La constructora que realizó la obra de más de 14 kilómetros mantiene el paso irregular debido a la limpieza por los constantes derrumbes.

Informe de Conred

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) y el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) realizaron evaluaciones del libramiento de Chimaltenango a petición del presidente Jimmy Morales.

Durante la conferencia se dieron a conocer los hallazgos acerca de las condiciones de susceptibilidad por los deslizamientos en el tramo carretero.

Juan Pablo Oliva, director del Insivumeh, señaló que la ruta es una zona de recarga hídrica, “el parteaguas de dos grandes cuencas”.

Además, detalló que se pudo identificar que antes del derrumbe hubo al menos cuatro picos importantes en las lluvias en el sector.

Al ser una zona que tiene concentraciones importantes de humedad en los suelos, estos tienden a ser diferentes a los encontrados en zonas aledañas, expuso el experto.

“La presencia de humedad es bastante evidente en la zona, esto genera una presión adicional en estos taludes de reciente conformación”, detalló.

En tanto, Walter Monroy, subsecretario de Conred, dijo que se hizo un recorrido por todo el tramo carretero. Una primera evaluación abarcó el kilómetro 61, donde se dio el derrumbe, y la segunda fue en la totalidad el área.

“Se encontró una serie de situaciones que van a ser objeto de análisis y que hemos estado trabajando en conjunto con el Ministerio de Comunicaciones”, manifestó.

En la conferencia mostró fotografías de cómo está el talud en el kilómetro 61 y en estas se observan algunas fisuras asociadas a saturación alta de la lluvia que cayó antes de que se diera el incidente.

En el talud hay un forro, que es una membrana de concreto lanzado con con tubos de PVC incrustados como drenajes, el cual tiene 3 pulgadas de grosor en promedio.

Se estableció que varios de los desfogues o drenajes de concreto no están funcionando.

Además, que hay presencia de material que está saliendo por la parte inferior de esa cobertura y que cae en la parte de la cuneta.

En el informe emitido por la Conred y el Insivumeh se recomendó al Ministerio de Comunicaciones gestionar a la brevedad la estabilización de los taludes, velando por el cumplimiento de las medidas de mitigación.

Y a la empresa ejecutora, implementar medidas correctivas “a la brevedad posible”, basándose en estudios técnicos.

Además, se señaló que la compañía debe intervenir de inmediato los puntos con material inestable de la carretera y removerlos para garantizar la seguridad de quienes ejecutarán las obras de mitigación.

Las instituciones dejaron a la empresa y la cartera de Comunicaciones la responsabilidad de determinar la temporalidad de la apertura del libramiento de Chimaltenango, “garantizando la seguridad vial de los usuarios”.

¿Por qué se dieron los derrumbes?

José Fernando Morales, viceministro de Infraestructura, explicó la situación en el libramiento de Chimaltenango con las siguientes palabras:

“Lo ocurrido es un movimiento de masa, es decir algo que se da cuando se combinan factores de: pendiente, densidad de material y suficiente humedad”.

Asimismo, resaltó que septiembre se han presentado copiosas lluvias y que solo en las últimas dos semanas del mes se atendieron 180 incidentes en carreteras de todo el país, de los cuales el 70 por ciento son derrumbes.

En tanto, durante la temporada de lluvias y hasta el 30 de septiembre el Ministerio de Comunicaciones contabiliza más de 300 emergencias, de estas son 70 movimientos de masas de diferentes escalas, que pueden ser deslizamientos pequeños y grandes.

¡Hombre se salva de morir! Enorme roca golpea su vehículo en el libramiento de Chimaltenango

A pesar de ello el conductor del automóvil tuvo que ser trasladado a un centro asistencial

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo