Se inicia juicio contra hermana de Gudy Rivera por adopciones ilegales

Rosalinda Rivera y otras tres personas son señaladas de integrar una organización delictiva que habría tramitado de forma irregular la adopción de un menor de edad, por la cual habrían cobrado 20 mil dólares.

Por Jerson Ramos

En el Tribunal Sexto de Sentencia Penal inició el juicio por adopciones ilegales en contra de Rosalinda Arleny Rivera Estrada, hermana de Gudy Rivera, expresidente del Congreso, y otras tres personas.

La acusación del Ministerio Público (MP) indica que en 2007 se habría tramitado la adopción de un menor de edad identificado como Gerson David Hernández Canté, trámite por el cual la agrupación que supuestamente integraba Rivera Estrada ganó US$20 mil.

El menor habría nacido en San Antonio La Paz, en El Progreso, según los documentos de la adopción.

Sin embargo, por medio de las pesquisas se estableció que eran falsos los documentos con los cuales se realizaron las gestiones.

El órgano encargado de la persecución penal acusa a la hermana del exdiputado por trata de personas y conspiración.

Los otros procesados son:

  • El abogado Pablo Díaz Pinto.
  • César Ernesto Juárez, médico de profesión.
  • Ervin Tomás Lima de León, quien trabajó como secretario de la Municipalidad de San Antonio La Paz, en El Progreso.

Escuchan a testigos

El Tribunal escuchó a Luz Maribel Hernández Canté, quien indicó que fue por la investigación que supo que sus documentos de identificación personal habían sido utilizados para tramitar una adopción ilegal.

Dijo que tiene tres hijos y que nunca dio en adopción a ninguno. Además, afirmó que no conoce a ninguno de los sospechosos.

Así mismo, fue oído el testimonio de Tránsito Sánchez, la comadrona que atendió el parto del hijo mayor de Hernández Canté.

Indicó que tiene 20 años de experiencia como comadrona y que en cada parto que atendió fue emitido el respectivo cupón con el cual los padres del recién nacido podían asentar el nacimiento del bebé.

Sánchez no recordó la fecha del nacimiento, pero indicó que ocurrió aproximadamente 13 años atrás.

Agregó que ella no sabe leer ni escribir, por lo cual quien elaboraba los cupones era una de sus hijas que sí había ido a la escuela.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo