Expresan mensajes de apoyo a Morales y su familia en desayuno de oración

El presidente Jimmy Morales indicó durante su discurso que ha sido víctima de persecuciones y calumnias, pero que con el apoyo de Dios ha salido adelante junto a su familia. Algunos de los participantes en la actividad resaltaron la labor del mandatario en el gobierno, pero otros hicieron referencia a que hay problemas en el país que todavía no han sido resueltos. De igual forma, en los pronunciamientos prevaleció el llamado a la "unidad nacional".

Por Omar Solís

“No todo lo que brilla es oro, pero si yo oro, todo brilla”, así inició el presidente Jimmy Morales su discurso en el Quinto Desayuno Nacional de Oración por Guatemala.

El gobernante resaltó que esa frase es cierta, pues en enero de 2016, cuando empezó el mandato de él y el vicepresidente Jafeth Cabrera les decían de apodo “Semana Santa”, “porque no sabían si caían para marzo o para abril”.

Sin embargo, según sus palabras, muchas personas en Guatemala y en el extranjero oraban por su gobierno y poco a poco han salido adelante y conseguido avances para le desarrollo del país.

En la actividad, organizada por Guatemala Próspera, participaron diplomáticos, funcionarios, congresistas estadounidenses y representantes de diferentes sectores.

Cada uno de ellos tuvo un espacio para brindar palabras frente a los asistentes y varios de los discursos se enfocaron en resaltar el trabajo del mandatario Morales y cómo ha enfrentado las diferentes situaciones en su administración de gobierno y en temas familiares.

Durante su intervención, Morales también agradeció a Dios por haberlo librado a él y su familia de muchas cosas.

“Persecuciones a todo nivel, calumnias de todo tipo, chantajes y extorsiones de muchos sectores, insultos causados por envidias, desconocimiento de la verdad o rencores heredados”, dijo acerca de lo que a su criterio han vivido.

Pero resaltó que tanto a él como a su familia y a Guatemala, Dios los ha librado de muchas cosas y catástrofes.

“Gracias a Guatemala por el privilegio que nos dio para servir desde la presidencia. Gracias por haber confiado en nosotros y haber delegado esa responsabilidad, pero ese privilegio tan grande”, dijo.

“Gracias a quienes continúan confiando en nuestro liderazgo, a pesar de que las cosas no parecían verse claras. Gracias a quienes están construyendo la patria que todos anhelamos”, continuó el presidente.

Finalmente, se dirigió al pueblo guatemalteco para rogarle que haya tolerancia, perdón, comprensión y misericordia “para perdonar a los que fallan” y cooperación para ayudar al que se cae. Pero principalmente que haya amor al prójimo.

Morales también habló de las elecciones generales y las nuevas autoridades que asumirán en enero de 2020, por quienes pidió orar para que tomen las mejores decisiones.

“Hubo gente que no quería que hubiesen elecciones, pero gracias a Dios, el pueblo de Guatemala con una democracia joven ha dado un ejemplo de que sin muertos (se realizaron)”, concluyó.

Resaltan caso de Morales

La fiscal general y jefa del Ministerio Público, Consuelo Porras, enfocó su discurso en los seis aspectos que desagradan a Dios, entre los que mencionó la lengua mentirosa y las manos que asesinan.

De igual forma, mencionó la importancia de trabajar unidos y por los demás. “Cada uno de nosotros debemos ser servidores de los demás, esto debe prevalecer siempre en la mente y corazón de todo funcionario y empleado público”, expresó.

El gimnasta Jorge Vega invitó a las autoridades y a los ciudadanos a unirse en una sola causa para luchar por un mejor futuro y una Guatemala próspera.

“Desde hace muchos años la educación no ha cambiado, la salud no ha mejorado, la desnutrición no ha cesado y la seguridad ha empeorado”, manifestó.

Posteriormente se le concedió la palabra al presidente del Congreso, Álvaro Arzú Escobar, quien leyó una parte del libro de Jeremías, el cual dijo, hace referencia a los pueblos que atraviesan tiempos de tribulación, pero que los mantiene la fe y esperanza, no importando cuán negra es la noche o qué tan pesada es la carga.

El diputado mencionó que las características que deben tener los hombres de fe son esperanza y confianza, que conllevan un firme cimiento ante las vicisitudes de la vida.

“Guatemala pasa por momento de tribulación y confusión, que se ha hecho evidente por niveles de confrontación que hemos alcanzado. Necesitamos de esa unidad que solo puede darnos la confianza”, mencionó.

También hizo referencia a que la justicia humana es imperfecta y limitada y entonces se refirió a Morales:

“Señor presidente: usted y su familia, al igual que muchas otras familias guatemaltecas, han sido víctimas de vejámenes y linchamientos públicos por el activismo judicial. No haber claudicado y cedido a la extorsión les permitió con fe y esperanza ver cómo la verdad llega”.

“La destrucción del yugo opresor es la expresión máxima de que la fe en dios nos hace libre. Mi respeto para usted”, agregó.

 

Por su parte, el vicepresidente Jafeth Cabrera habló acerca de Morales, a quien calificó como su “gran amigo”, y dijo que las dificultades que ambos han afrontado en su Gobierno fueron inmensas.

Resaltó que hay acusaciones que nacen de los periódicos y que posteriormente llevan a que las personas sean embullidas en temas judiciales.

En ese sentido, hizo un llamado a todos los sectores del país para unirse y arrancar con un nuevo modelo de desarrollo para Guatemala.

“Tuvimos muchos sufrimientos de acoso y cosas muy serias que no se pudieron decir porque no nos hubieran creído. Dicen que somos el grupo de corruptos, pero como es eso que llegan a acusar una persona a través de testigos falsos. Cuanta gente no ha sufrido. Es momento de unirnos”, aseguró.

Mientras que Kenneth Buck, congresista de Estados Unidos por el estado de Colorado, consideró que Morales es un modelo para quienes están en la vida pública.

“Él ha sido atacado injustamente y ha sobrellevado estos ataques con dignidad y con un amor por Jesús, que es claramente un ejemplo para todos nosotros”, expresó.

 

Por su parte, Mike Lee, senador del Estado de Utah en Estados Unidos, mencionó que el presidente Morales ha llegado al punto de ser su amigo, y reconoció su servicio y ejemplo.

A su criterio, existe una relación muy importante entre ambos países.

Además, aseguro que tiene mucha confianza por el futuro de este país, pues la gente de Guatemala cree en Dios.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo