Hasta agosto de 2019, habían muerto 401 mujeres

En el Tribunal de Feminicidio de Santa Cruz del Quiché, comenzó el juicio contra Jacinto Brito, señalado de asesinar a su pareja, Juana Raymundo. La audiencia fue tradudida al idioma ixil.
PUBLICIDAD ABOVE SINGLEPOST CONTENT

Del 1 de enero al 12 de agosto de 2019 se reportaron 401 muertes violentas contra mujeres.

El 60% de estas han sido catalogadas como femicidios, según el Grupo Guatemalteco de Mujeres (GGM).

La legislación nacional define el femicidio como la “muerte violenta de una mujer, ocasionada en el contexto de las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres”.

La persona responsable de ese delito será sancionada con prisión de 25 a 50 años, y no podrá concedérsele la reducción de la pena por ningún motivo.

Crímenes contra mujeres

El año pasado murieron violentamente cuatro mil 914 mujeres, según el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

Entre ellas está el caso de Juana Raymundo, de 24 años, quien era una mujer maya ixil, lideresa comunitaria, enfermera e integrante del Comité de Desarrollo Campesino (Codeca) y del comité ejecutivo de Nebaj del partido Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP).

El 28 de julio de 2018, Raymundo fue asesinada por su pareja sentimental, quien está en proceso de enfrentar una condena.

Embajada de EE. UU. expresa preocupación por ataques contra defensores de DDHH

Juicio por muerte violenta

En el Tribunal de Femicidio de Santa Cruz del Quiché el 14 de agosto comenzó el juicio contra Jacinto Brito.

La Fiscalía lo señala de haberle dado muerte a su pareja, Juana Raymundo. La audiencia, que duró más de tres horas, fue traducida al ixil, idioma que domina el procesado.

Durante el debate, Brito dijo entender los señalamientos que se hicieron en su contra. La Fiscalía hizo un recuento de lo que ocurrió antes del crimen, en el que consta el control que ejercía sobre Raymundo.

“El sindicado celaba a la víctima. Él personalmente la inyectaba para evitar que quedara embarazada”, dijo el fiscal a cargo de la investigación.

Se informó que el 28 de julio, alrededor de las 0:58 horas, Brito llevó a Raymundo a una zona boscosa dentro de la comunidad Chemala, en la aldea Cambalán, Nebaj, en Quiché.

En ese lugar la agredió física y sexualmente. Después la golpeó en el abdomen y le insertó un objeto cortopunzante en la cabeza, herida que le provocó la muerte.

Tras cometer el crimen, Brito lanzó el cuerpo de su novia a un riachuelo, en el que fue localizado tras la denuncia por desaparición. Por ese crimen, Brito fue capturado el 20 de diciembre de 2018.

De ser hallado culpable, podría recibir una pena de cinco a 12 años por violencia física y sexual, más los 25 años por femicidio, según la legislación nacional.

Continuará debate

El Tribunal de Femicidio de Santa Cruz del Quiché suspendió el desarrollo de la audiencia y la programó para el 27 de agosto a las 8:30 horas.

El proceso es acompañado por grupos a favor de las mujeres y de los derechos humanos.

“El sindicado celaba a la víctima. Él personalmente la inyectaba para evitar que quedara embarazada”.
Fiscalía

CIDH alerta por asesinatos de activistas en Guatemala durante 2018

  • Análisis: “Precedente para la sociedad”, de la Red de Defensoras de Derechos Humanos de Guatemala

Un paso en la justicia para una, es un paso para todas; celebramos el inicio del juicio por el femicidio de Juana Raymundo.

Esperamos que en el resultado del proceso jurídico se siente un precedente en el territorio y que lance un mensaje claro a la sociedad guatemalteca en el marco de no tolerar ninguna forma de violencia contra las mujeres e invite a sumarse en la lucha para erradicarla.

Que esta vela que encendemos hoy se una a luces de todas las que luchamos por la justicia y contra la impunidad en el caso de Juana y por las 11 mil 773 mujeres que han muerto violentamente desde 2000.

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.