Arrestan a exjefe militar señalado de crímenes contra indígenas

Fue detenido en Salamá, Baja Verapaz, al salir de un centro de votación al que había acudido por las elecciones generales.

Por Publinews

El exjefe militar Luis Mendoza, prófugo desde 2011, fue arrestado este domingo debido a una orden de captura por su presunta participación en las muertes de indígenas mayas-ixiles durante el conflicto armado interno (1960-1996).

Mendoza está acusado en la misma causa penal por la que fue condenado el exjefe de Estado, Efraín Ríos Montt, (1982-1983), fallecido en abril del año pasado a los 91 años.

El militar retirado fue detenido en la ciudad de Salamá, en Baja Verapaz, al salir de un centro de votación al que había acudido por las elecciones generales, dijo a periodistas Pablo Castillo, vocero de la Policía Nacional Civil (PNC).

Se le sindica de genocidio y delitos de deberes contra la humanidad. La orden de aprensión en su contra fue girada el 11 de octubre del 2011.

Según la acusación en su contra, Mendoza participó en masacres en el departamento indígena de Quiché cuando fungía como un oficial de alto rango del Ejército en el conflicto armado interno.

"Se estuvo esperando por muchos años esta captura. Para las víctimas es muy importante", dijo el abogado Héctor Reyes, del Centro Para la Acción Legal en Derechos Humanos, organización denunciante en el proceso.

 

Ríos Montt

Ríos Montt fue condenado por un tribunal local a 80 años de cárcel por la matanza de 1 mil 771 indígenas a manos del Ejército.

Sin embargo, el Tribunal Constitucional dejó sin efecto la sentencia por errores en el proceso y ordenó repetir el juicio, que no pudo llevarse a cabo por la muerte del exjefe de Estado.

El septuagenario general retirado José Rodríguez, exjefe de inteligencia militar, fue absuelto de los mismos cargos en septiembre pasado por falta de pruebas.

Mauricio Rodríguez Sánchez: “Ante el creador del universo, soy inocente”

El general retirado, señalado de genocidio, escuchará este miércoles la sentencia en su contra.

La guerra civil guatemalteca dejó un saldo de 200 mil muertos y desaparecidos, concluyó en 1999 una Comisión de la Verdad auspiciada por la ONU.

La misma comisión estableció que "agentes del Estado de Guatemala, en el marco de las operaciones contrainsurgentes realizadas entre los años 1981 y 1983, ejecutaron actos de genocidio en contra de grupos del pueblo maya", principalmente el pueblo ixil, porque consideraban "que constituían o podían constituir la base de apoyo de la guerrilla".

Hace 37 años asumió al poder el general José Efraín Ríos Montt

La Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH) califica al gobierno del militar como uno de los momentos más crueles del conflicto armado.

* Con información de la agencia de noticias AFP.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo