Fiscal Consuelo Porras programa primera reunión por depredación al patrimonio natural

La destrucción de los recursos naturales hizo que el MP busque definir acciones para perseguir a los autores.

Por Joel Maldonado

La tala ilegal y los incendios forestales en los departamentos son algunas de las razones para que la titular del Ministerio Público (MP), María Consuelo Porras Argueta, programara para el 9 de mayo próximo la reunión con diferentes autoridades para definir estrategias para la persecución penal contra aquellos que atentan contra el patrimonio natural y cultural.

Las autoridades invitadas son la Corte Suprema de Justicia, los ministerios de Ambiente, Agricultura, Cultura y Deportes, Defensa, Gobernación y Relaciones Exteriores, asimismo, a las procuradurías General de la Nación y de los Derechos.

También se espera la participación de los institutos Nacional de Bosques y Guatemalteco de Turismo, el Consejo Nacional de Áreas Protegidas y la Superintendencia de Administración Tributaria, a la vez, se espera la participación de organizaciones civiles.

De acuerdo con el ente investigador hay graves hechos de depredación del patrimonio natural, como la explotación ilegal de recursos naturales por estructuras criminales.

 

Vida silvestre en peligro

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres estima que alrededor de tres mil 037 hectáreas se han destruido, ya que 720 incendios forestales se han combatido durante la temporada que empezó en diciembre pasado.

El domingo pasado los Bomberos Voluntarios informaron que cinco mapaches, 10 tacuacines y 40 tortugas murieron calcinadas por un incendio en un municipio de Petén, departamento donde el fuego no ha cedido.

Aunque se presume que una de las causas de los incendios se debe al incremento de temperaturas, también se sospecha que pueden ser provocados para el cambio del suelo para la agricultura.

 

Más de 3 mil hectáreas han sido consumidas por fuego

La temporada de incendios 2018-2019 no da tregua. Los departamentos más afectados por los siniestros son Guatemala y Petén, este último es considerado como “uno de los últimos pulmones ambientales de América”. Alta Verapaz sobresale con la mayor cantidad de hectáreas de bosque consumidas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo