Justin Trudeau se enfrenta a un escándalo político cada vez mayor

Dos miembros del Gabinete del Primer Ministro canadiense han dimitido recientemente, arruinando sus posibilidades de ser reelegido en octubre.

Por Publinews Internacional

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, está atravesando una de las crisis más graves desde que asumió el cargo en 2015.

Dos ministras han dimitido tras denunciar los intentos de interferencia política a favor de SNC-Lavalin, una importante empresa de ingeniería canadiense acusada de sobornar a funcionarios libios.

El 12 de febrero, Jody Wilson-Raybould (a quien Trudeau había degradado de Ministro de Justicia y Procurador General a Ministro de Asuntos de Veteranos) renunció al Gabinete.

El lunes 4 de marzo, otra ministra, Jane Philpott (Presidenta de la Junta del Tesoro y una vez aliada más cercana de Trudeau), también renunció.

Philpott alegó preocupaciones éticas sobre el comportamiento del líder del Partido Liberal, de 47 años de edad, habiendo perdido la confianza en el gobierno.

Ahora Trudeau, candidato a la reelección, se enfrenta a una investigación sobre su conducta por parte del Comisionado de Ética de Canadá y, posiblemente, a una investigación independiente.

Justin Trudeau Justin Trudeua. / AFP

Pero, ¿qué pasó en realidad?

SNC-Lavalin, la empresa con sede en Montreal que cuenta con más de 50 mil empleados en todo el mundo, habría pagado al régimen libio de Moammar Gaddafi decenas de millones de dólares en sobornos entre 2001 y 2011.

La compañía fue acusada de violar la Ley de Corrupción de Funcionarios Públicos Extranjeros que la haría inelegible para participar en licitaciones de contratos del gobierno canadiense durante una década.

Sin embargo, el gobierno salvó a las empresas acusadas de pagar sobornos de la prohibición.

A pesar de ello, el director local de la fiscalía decidió que SNC-Lavalin no cumplía los criterios y se negó a firmar un acuerdo de fiscalía diferida.

Y fue entonces cuando comenzó el escándalo.

Justin Trudeau AFP

"El gobierno está en crisis porque una ministra renunció alegando una presión indebida sobre su independencia como Fiscal General", explicó a Publinews Internacional Nelson Wiseman, profesor de la Universidad de Toronto.

"Ahora ha dimitido una segunda ministra que simpatiza y apoya al ex Fiscal General. Esta es una crisis porque es inusual en Canadá que los ministros renuncien sobre la base de principios".

"SNC-Lavalin es la mayor empresa de ingeniería de Canadá y tiene una presencia internacional con casi 9 mil empleados en Canadá y 52 mil en todo el mundo, Trudeau no cree que estos trabajadores inocentes deban ser penalizados por crímenes cometidos por ejecutivos que ya no están en la empresa", añadió.

"También teme que una empresa debilitada se traslade al extranjero o sea objeto de una adquisición y se traslade a otro país", concluyó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo