EN IMÁGENES. Dolor y resignación en familia de la niña guatemalteca que no alcanzó “el sueño americano”

Jakelin Caal, de siete años, falleció luego de cruzar la frontera de Estados Unidos y al estar bajo custodia de las autoridades.

Frente a una casa de madera y hojas de palma, Claudia señala el árbol al que le gustaba trepar a su hija Jakelin Caal, la niña guatemalteca de siete años que murió hace una semana en un hospital de Estados Unidos tras ser detenida junto a un grupo de migrantes en la frontera.

[metroimage ids=”10-93711″ description=”” align=”” imagesize=”large” design=”” link=”” target=””]

“Siento dolor y tristeza por la muerte de mi hija”, explica Claudia Maquín en su precaria vivienda en San Antonio Secortez, una aldea remota del municipio indígena de Raxruhá, a unos 145 km al norte de Ciudad de Guatemala.

[metroimage ids=”10-93706″ description=”” align=”” imagesize=”large” design=”” link=”” target=””]

Claudia, de 27 años, no habla español y en el idioma indígena maya-q’eqchi’ recuerda que su esposo Nery tomó la decisión de migrar agobiado por la pobreza y la falta de oportunidades en la zona, donde la mayoría de sus pobladores subsiste con la venta de granos de maíz.

[metroimage ids=”10-93713″ description=”” align=”” imagesize=”large” design=”” link=”” target=””]

“Él se fue por necesidad”, señala Claudia, apoyada en la traducción por su suegro Domingo, quien señaló que como agricultores apenas ganan unos seis dólares diarios.

[metroimage ids=”10-93714″ description=”” align=”” imagesize=”large” design=”” link=”” target=””]

“Cuando él se fue dijo que iba a buscar trabajo allá para poder mantenernos”, agregó la mujer con los pies descalzos y enlodados mientras sostiene en los brazos a Angela, de seis meses, la menor de los cuatro hijos del matrimonio.

[metroimage ids=”10-93709″ description=”” align=”” imagesize=”large” design=”” link=”” target=””]

Sus últimas horas de vida

Según el Departamento de Seguridad Interior (DHS), el 8 de diciembre Jakelin murió en un hospital de la ciudad de El Paso, en Texas, menos de 24 horas después de que un grupo de 163 migrantes fueran detenidos en una zona remota de Nuevo México.

La cancillería guatemalteca precisó en un informe que la menor después de ser interceptada con el grupo presentó fiebres, vómitos y convulsiones, por lo que fue atendida por paramédicos de la patrulla fronteriza y luego llevada al centro médico donde murió.

[metroimage ids=”10-93710″ description=”” align=”” imagesize=”large” design=”” link=”” target=””]

El DHS anunció que se realizará una investigación por la muerte de la niña y que los resultados se presentarán al Congreso y serán públicos.

Esperan repatriación

La cancillería de Guatemala ofreció a la familia de la niña realizar los trámites de repatriación y a la vez informó que el padre fue liberado con un permiso especial por las autoridades migratorias de Estados Unidos.

[metroimage ids=”10-93715,10-93708″ description=”” align=”” imagesize=”large” design=”” link=”” target=””]

 

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.