Macron: Francia cerrará 14 reactores nucleares para 2035

El presidente francés anunció además que su país cerrará antes del final de 2022 las centrales de carbón que le quedan, como parte de sus esfuerzos para luchar contra la polución.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

El presidente Emmanuel Macron anunció este martes su voluntad de cerrar 14 de los 58 reactores nucleares que actualmente tiene en funcionamiento Francia. El cierre se llevaría a cabo para antes del año 2035.

Este total incluye la clausura, anunciada previamente, de los dos reactores más antiguos de Francia, en la central de Fessenheim (este del país), la cual, según Macron, está ahora prevista para el verano de 2020.

El mandatario anunció, además, que su país tiene contemplado para antes del final de 2022 el cierre de las cuatro centrales de carbón que le quedan, en el marco de sus esfuerzos para luchar contra la polución.

En un discurso dedicado a exponer la política energética de su gobierno para los próximos años, Macron subrayó que “reducir el papel de la energía nuclear no significa renunciar a ella”.

Francia depende de la energía nuclear para casi el 72 % de su electricidad, y el gobierno quiere reducir esta dependencia al 50 % antes de 2030 o 2035 desarrollando las energías renovables.

Macron se comprometió a desarrollar energías renovables, señalando que su prioridad es desvincular a la economía francesa del petróleo, que contribuye al calentamiento global.

También dijo que pedirá al gigante de la electricidad, EDF, que estudie la viabilidad de más reactores nucleares EPR de nueva generación, pero que esperará hasta 2021 para decidir sobre su construcción.

EDF está construyendo el primer reactor EPR en Flamanville, en el noroeste del país, pero el proyecto, inicialmente previsto para 2012, acumula retrasos, fallos y sobrecostes.

Descarta renunciar a subir tasas a carburantes

Macron también dijo este martes que ha escuchado la cólera de los “chalecos amarillos” que protestan contra el alza de los impuestos a los carburantes, pero señaló que no renunciará a esta medida “frente a la alarma medioambiental”.

Debemos escuchar las protestas de alarma social, pero no debemos hacerlo renunciando a nuestras responsabilidades para hoy y mañana, porque existe también una alarma medioambiental”, dijo desde el Palacio del Elíseo.

He aprendido de los últimos días que no debemos abandonar el rumbo cuando es correcto”.

 

No obstante, tendiendo la mano a los manifestantes, anunció que los impuestos sobre los carburantes serán adaptados en función de las fluctuaciones del precio del barril del petróleo, para proteger el bolsillo de los ciudadanos más modestos.

Me niego a que la transición ecológica acentúe las desigualdades entre territorios y dificulte aún más la vida de nuestros conciudadanos que viven en zonas rurales o periurbanas”, dijo el jefe de Estado.

Según la presidencia, en caso de aumento de los precios del petróleo en los mercados mundiales, el incremento fiscal previsto sería puesto parcialmente o totalmente entre paréntesis.

Será el gobierno el que tomará la decisión, indicó la oficina del primer ministro.

*Con información de AFP y AP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo