EE. UU. mantendrá relación con Arabia Saudita pese a caso Khashoggi

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este martes que el asesinato del periodista Jamal Khashoggi no frenará la “firme” relación entre Washington y Riad.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

A través de un comunicado, citado por la AFP, el presidente Donald Trump aseguró este martes que el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en la embajada saudí en Estambul no obstaculizará la relación entre Estados Unidos y Arabia Saudita, incluso si el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, es señalado como responsable.

Bien podría ser que el príncipe heredero tuviese conocimiento de este trágico evento, quizás lo tenía y quizás no lo tenía”, dijo Trump.

Quizás nunca sepamos todos los hechos que rodean el asesinado de Khashoggi”.

En todo caso, nuestra relación es con el reino de Arabia Saudita. (…) Estados Unidos pretende permanecer como un socio firme de Arabia Saudita”, afirmó el mandatario.

Donald Trump hablando Donald Trump. Foto: AFP

Trump enumeró las razones que hacen esa alianza estratégica: la lucha contra el enemigo común Irán, el combate contra el “terrorismo islámico radical”, la compra de armas estadounidenses o igualmente la estabilidad de los precios del petróleo, del que Riad es el primer exportador mundial.

Según Trump, las agencias estadounidenses de inteligencia “continúan analizando toda la información”. Pero varios medios estadounidenses, entre ellos el Washington Post, con el que Khashoggi colaboraba, han reportado que la CIA ya no tiene dudas sobre la culpabilidad del príncipe heredero, el poderoso hijo del rey saudita.

Khashoggi, que vivía en Estados Unidos, fue asesinado el 2 de octubre.

Su muerte dañó la imagen del reino saudita y de Mohamed bin Salmán, visto por muchos en Occidente como un agente de modernización.

Numerosos expertos estiman imposible que el poderoso príncipe no haya estado al tanto de la operación.

La mayoría de los ejecutores del crimen ya han sido identificados, y desde la semana pasada Washington decidió imponer sanciones a 17 de ellos, en momentos en que la justicia saudí anunciaba una serie de inculpaciones.

El Congreso de Estados Unidos, incluyendo las filas republicanas del presidente Trump, presionan a Washington a ir más allá, y sancionar a los promotores del asesinato.

Entiendo que hay miembros del Congreso quienes, por razones políticas u otras, quisieran ir en una dirección distinta, y son libres de hacerlo”, afirmó Trump en su comunicado. “Consideraré todas las ideas que me sean presentadas, pero solo si van acorde con la seguridad absoluta de Estados Unidos”, añadió.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo