Víctimas del conflicto armado confían en condena a exjefe militar señalado de genocidio

Un tribunal tiene programado dictar sentencia este miércoles en el juicio contra el general retirado José Rodríguez.

Por AFP

Indígenas mayas-ixiles y familiares de víctimas de la guerra civil guatemalteca expresaron este martes su confianza en que habrá una sentencia condenatoria contra un exjefe militar que era juzgado junto con el exjefe de Estado Efraín Ríos Montt (1982-83), fallecido en abril pasado.

Un tribunal tiene programado dictar sentencia este miércoles en el juicio contra el general retirado José Rodríguez, un jerarca de la inteligencia militar durante el gobierno de Ríos Montt, en una de las épocas más violentas del conflicto armado que afectó el país entre 1960 y 1996.

"Confiamos en que la justicia guatemalteca cumplirá con su papel fundamental de (…) no dejar en la impunidad delitos de trascendencia internacional que afectan la dignidad de la humanidad entera", dijo a periodistas Teresa Velasco, en representación de las víctimas.

De acuerdo con organizaciones querellantes en el proceso, Rodríguez contaba con una red de inteligencia durante la guerra y "caracterizó al grupo ético maya ixil como enemigo interno", lo que dio lugar a la matanza de 1 mil 771 indígenas a manos del ejército en el departamento de Quiché.

"Mediante la prueba testimonial, pericial, documental y evidencia material ha quedado demostrada la responsabilidad penal del acusado", señalaron en un comunicado la Asociación para la Justicia y la Reconciliación (AJR) y el Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH), que acompañan a las víctimas.

Debate

El juicio contra Rodríguez inició en octubre del año pasado tras un turbulento proceso judicial, luego de que la Corte de Constitucionalidad separó su caso del proceso de Ríos Montt, quien falleció el 1 de abril pasado a la edad de 91 años.

El exjefe de Estado y Rodríguez fueron condenados en 2013 a 80 años de cárcel por genocidio, pero el tribunal constitucional anuló la sentencia al detectar errores en el proceso y ordenó repetir el juicio.

La guerra civil guatemalteca dejó un saldo de 200 mil muertos y desaparecidos, concluyó en 1999 una Comisión de la Verdad auspiciada por la ONU.

La misma comisión estableció que "agentes del Estado de Guatemala, en el marco de las operaciones contrainsurgentes realizadas entre los años 1981 y 1983, ejecutaron actos de genocidio en contra de grupos del pueblo maya", principalmente el pueblo ixil, porque consideraban "que constituían o podían constituir la base de apoyo de la guerrilla".

* Con información de la agencia de noticias AFP.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo