Madre observa cómo un sicario acribilla a su hija

La joven de 22 años, que diariamente vendía jugos de naranja con su mamá en la zona 1 de Mixco, fue atacada por presuntos pandilleros que viajaban en una motocicleta.

Por Álvaro Alay

“Discúlpame por no haber hecho nada mi amor”, gritaba la madre de Joselyn Victoria Chirix Jocop, de 22 años, quien fue asesinada a tiros en la 9a. avenida y 7a. calle, en la zona 1 de Mixco. El crimen ocurrió cuando madre e hija atendían una venta de jugos.

Todos los días a las 4 de la mañana, Joselyn Victoria junto con su madre instalaban una mesa y un exprimidor de naranjas, herramientas que les permitían apoyarse económicamente. “A las 8 de la mañana terminábamos y nos íbamos a la casa”, comentó la madre.

Joselyn Victoria se casó hace un año, pero su esposo le dijo que mejor se regresará a su casa debido a que la madre se encontraba mal por su partida. “Ella se la pasaba triste y lloraba mucho”, comentó un familiar que esperaba que concluyeran las diligencias de los fiscales del Ministerio Público.

Tener una familia era el deseo de Joselyn; sin embargo, padecía quebrantos de salud y por ello mantenía un tratamiento médico. “Ella tenía planeado tener dos hijos, pero por problemas que tenía en el útero esperaban concebirlo el otro año”, resaltó la madre de la fallecida.

Lee también: Sicarios asesinan a mujer y le notifican por teléfono a la madre

joven asesinada en venta de jugos de zona 1 de Mixco Foto: Alejandro García

Sicarios

“Mira mamá esos patojos se van a caer”, me dijo mi hija cuando vio que pasaron dos hombres en una moto, porque iban con las caras agachadas”, relató la progenitora mientras agachaba la cabeza simulando el acto de los presuntos pandilleros.

Posterior a ello, la sobreviviente dijo que un adolescente venía caminando y sin mediar palabra disparó en varias ocasiones en contra de Joselyn.

Lee también: Repudian asesinato de padres e hija que recibió el tiro de gracia

“Me imagino que el otro de la moto fue a dar la vuelta para esperarlo abajo porque el asesino se fue corriendo”, concluyó la madre, quien observó el crimen.

Fiscales del Ministerio Público embalaron nueve casquillos de arma de fuego, asimismo no se descarta que el ataque haya sido por el cobro de extorsión, debido a que la familia asegura que la fallecida no tenía malas juntas y nunca mencionó que había sido amenazada.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo