Santa Lucía Utatlán, Sololá, se une a la prohibición del uso de materiales desechables

Platos, bandejas y cubiertos de plástico desechables y de duroport ya no podrán utilizarse ni comercializarse en el municipio.

Por Nancy Alvarez

El Concejo Municipal de Santa Lucía Utatlán, Sololá, acordó regular el uso, venta, distribución y comercialización de materiales plásticos y de duroport desechables.

Este municipio se suma a varios más que han prohibido la utilización de este tipo de productos y han anunciado multas para quienes no acaten esta medida. Antigua Guatemala, en Sacatepéquez, recientemente se unió también.

Según el acta número 047-2018, publicada en el Diario de Centro América, la decisión se tomó considerando que el lago de Atitlán es un activo ambiental de relevante importancia nacional dentro de la seguridad hídrica del país, y sufre actualmente una grave contaminación en sus aguas y su entorno, por lo cual se requiere acciones inmediatas par a su cuidado integral.

Además, dándole seguimiento a demandas de la población del municipio de Santa Lucía Utatlán y de los vecinos de la cuenca del lago para que se reduzcan los niveles de contaminación generados por el uso de artículos plásticos y de duroport, así como sus derivados.

“Los daños que causan sobre los ecosistemas naturales y sobre la calidad de vida de las personas son de grandes magnitudes, dado que estos materiales contaminan por cientos de años y las aguas, los suelos y la atmósfera”, detalla la publicación.

Lee también: Comercio de tortilla le dice no a las bolsas plásticas y el mensaje se viraliza en Facebook

Productos

La comuna regulará el uso, venta, distribución y comercialización de bolsas plásticas, pajillas plásticas, duroport y sus derivados, que son de uso único, así como plásticos no biodegradables dentro del municipio de Santa Lucía Utatlán, Sololá.

Esto incluye el nylon utilizado para decoraciones, platos, bandejas y cubiertos de plástico desechables y de duroport, al igual que manualidades hechas a base de estos materiales.

Sanciones

  • Toda persona individual o jurídica que haga uso de estos productos será sancionado con una multa de Q300.
  • A las empresas que comercialicen y distribuyan los referidos artículos dentro del municipio se les sancionará con una multa de Q15 mil.
  • En ambos casos, la reincidencia en el incumplimiento de la norma se sancionará con trabajos comunitarios, por el doble del valor de la multa.

El Juzgado de Asuntos Municipales es el facultado para emitir las sanciones y multas mencionadas. Esta normativa entrará en vigencia el 14 de septiembre de 2018.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo