Ministro de Salud se incomoda por visita del PDH

El titular de la cartera de Salud Pública, Carlos Soto, criticó que el personal de la Procuraduría no acató las medidas higiénicas.

Por Joel Maldonado

La Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) negó las declaraciones del ministro Soto sobre la supervisión que se realizó en el Hospital General San Juan de Dios este sábado para constatar la atención a los pacientes, ya que familiares se han quejado del servicio en ese centro asistencial.

“Con respecto a la supervisión realizada por el PDH y su equipo al San Juan de Dios, es lamentable que haya sido un día después del amparo. Además, los responsabilizo de haber ingresado a los intensivos de pediatría sin tomar las medidas pertinentes higiénicas”, escribió Soto en su cuenta de Twitter.

Además, comentó que el equipo de la PDH ingresó “con prepotencia” sin tomar en cuenta que otros niños podrían infectarse.

 

Aclara visita

La PDH respondió en un comunicado que se requirió el permiso correspondiente para ingresar al área de intensivo, donde la enfermera indicó que debían lavarse las manos para poder ingresar, aunque no se pudieron colocar el calzado correspondiente por no tener en existencias.

“No se ingresó a ningún cubículo y no se tuvo contacto directo con los niños. No tienen existencia de batas para familiares de pacientes u otras personas que ingresen a las áreas”, resaltó la Procuraduría.

El procurador, Jordán Rodas, y la procuradora adjunta, Claudia Maselli, junto con trabajadores de la PDH, verificaron la atención a los pacientes, infraestructura, personal, abastecimiento médico en emergencia, lavandería y cocina.

Rodas presentó un amparo en la Corte Suprema de Justicia por la falta de atención principalmente en dicho centro asistencial, a lo que el ministro de Salud le recomendó una reflexión, ya que todos los días se lucha por salvar las vidas, con poco personal y mal remunerado.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo