Migrante guatemalteco se reúne en Texas con su hija de dos años

Los dos habían sido separados el 7 de julio luego que los agentes no creyeron que el hombre era el padre y lo obligaron a someterse a una prueba de ADN.

Por Ivonne Gordillo

Una familia de inmigrantes guatemaltecos, que había sido separada de su hija de dos años tras cruzar la frontera de Estados Unidos con México en julio, fue reunida, dijo el sábado un grupo de activismo legal en Texas.

El Texas Civil Rights Project anunció que Mario Pérez Domingo y su hija fueron reunidos tras conocerse los resultados de un análisis de ADN.

Los dos habían sido separados el 7 de julio luego que los agentes no creyeron que el hombre era el padre y lo obligaron a someterse a una prueba de ADN.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza dijo que al ser interrogado, Pérez había admitido que la niña era su sobrina y que un contrabandista les había dado documentos falsos en Guatemala.

Pero el proyecto dijo que Pérez habla un lenguaje indígena y los agentes no tenían traductor cuando lo interrogaron.

“TOLERANCIA CERO”

El Gobierno de Estados Unidos implementó la medida de separación de familias migrantes, lo cual generó una ola de indignación a nivel internacional, que logró poner fin a esa normativa.

Por el cumplimiento de esta medida se separaron al menos 2 mil 300 niños de sus padres.

Aunque el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva para frenar estas acciones, no se indicó cuál sería la metodología para la reunificación familiar. Los niños siguen separados en centros de detención u hogares de acogida, a veces a más de 3 mil kilómetros de donde están sus padres o tutores.

Con información de AP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo