Donald Trump da marcha atrás en política de separación familiar

La política migratoria “tolerancia cero” y la decisión del gobierno de Donald Trump de abandonar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU han provocado un rechazo unánime dentro y fuera de Estados Unidos.

Por Publinews Internacional

Tras una fuerte ola de críticas, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una medida para “afrontar el problema de la separación de niños migrantes indocumentados de sus padres”. ¿En qué consistirá? Permitir la carcelación de niños junto con sus padres.

“No me gustaba ver a las familias separadas”, dijo Trump al firmar el decreto en la Oficina Oval, luego de insistir durante semanas en que estaba obligado por ley a apartar a los niños de sus padres.

“Creo que cualquiera con un corazón podría actuar de la misma manera”, agregó, y señaló que su hija Ivanka y su esposa Melania tenían sentimientos “muy fuertes” sobre el tema.

Sin embargo, subrayó que la lucha contra la migración ilegal en la frontera será “igualmente dura, si no más dura”.

“No se conoce el estado de salud de los niños cuando llegan a Estados Unidos. Se sabe que muchos de ellos requieren atención médica después de sus viajes”. Dyana Mason, profesora de la Escuela de Planificación, Políticas Públicas y Gestión de la Universidad de Oregon, en EE. UU.

Según el decreto, el Departamento de Seguridad Interior (DHS, en inglés) será responsable de todo el proceso con las familias emigrantes, y no los departamentos de Justicia y de Salud como estipulaba la política anterior.

El texto da a entender que el gobierno tiene intención de retener a las familias indefinidamente, al cuestionar el Acuerdo de Flores de 1997, que establece un límite de 20 días para la detención de los niños junto con sus padres.

Las separaciones de familias en la frontera son consecuencia de la política “tolerancia cero”, implementada desde hace más de seis semanas. El objetivo era disuadir la emigración presentando cargos criminales contra cualquier adulto que cruce ilegalmente la frontera con México. Aquellos que viajaban con niños eran separados y los menores quedaban a cargo del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

“No se conoce el estado de salud de los niños cuando llegan a Estados Unidos. Se sabe que muchos de ellos requieren atención médica después de sus viajes”, explica a Publinews Internacional Dyana Mason, profesora asistente de la Escuela de Planificación, Políticas Públicas y Gestión de la Universidad de Oregon, en EE. UU.

“Algunos también pueden llegar con condiciones médicas crónicas (asma o diabetes) que deberán ser tratadas. Se requiere que los refugios brinden la atención médica necesaria a estos niños”, agrega sobre la importancia de la situación de los niños aislados de sus familiares. 

Rechazo unánime

La política migratoria “tolerancia cero” y la decisión de Estados Unidos de abandonar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU han provocado un rechazo unánime dentro y fuera de ese país. Este es uno de los momentos más complejos para la presidencia de Donald Trump desde su llegada a la Casa Blanca.

El gobierno ha admitido que la separación de los niños de sus familias en la frontera tiene como fin disuadir la migración ilegal, una táctica que ya había adelantado hace un año el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, que podría adoptar.

A la par de las condenas, estos hechos han provocado una ola de solidaridad y manifestaciones alrededor del mundo.

Sin embargo, Trump ha descartado poner fin a la política migratoria “tolerancia cero”, pues asegura que eso significaría “abrir las fronteras” y permitir que las personas crucen ilegalmente al país para permanecer en él.

Guatemala se “congratula” por decisión de Trump

En un comunicado, el Ejecutivo “valora” la orden del presidente estadounidense de acabar con una medida que “fragmentaba la unidad familiar” y reconoce que esta revisión evidencia el interés de Washington de “impulsar acciones” para su seguridad, respetando los derechos de los emigrantes.

3 errores del Ejecutivo en la crisis

Canciller Sandra Jovel Foto: Publinews

El pasado lunes, cuando varios países, senadores y congresistas estadounidenses y organizaciones sociales fijaron una postura sobre el tema, la Cancillería emitió un comunicado de prensa; sin embargo, no se refirió de manera explícita a la política impulsada por Trump. Un día después, el gobierno de Guatemala lamentó, condenó y rechazó la medida. Esta reacción tardía le valió críticas al Ejecutivo en redes sociales.

Heinz Hiemann Foto: Publinews

“Ellos tienen su política exterior en cuanto a temas migratorios. Nosotros somos respetuosos de la política exterior de Estados Unidos”, respondió el entonces vocero presidencial Heinz Hiemann al ser consultado tres veces sobre el tema el pasado lunes. Un día después, la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia confirmó que Hiemann fue despedido y aclaró que sus declaraciones no representaban la postura del presidente, Jimmy Morales.

Separación de familias Foto: AFP

La canciller, Sandra Jovel, informó que 465 niños y adolescentes guatemaltecos fueron separados de sus familias cuando pretendían llegar al país norteamericano. De estos, 265 están refugiados en Tucson, 110 en McAllen y 90 en Del Río. A pesar de esto, no se ha informado qué acciones y cuál ha sido el seguimiento que se les ha dado a los menores y a sus padres. Jovel viajó ayer a Washington para tratar el tema.

* Con información de Miguel Velásquez/Publinews Internacional.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo