Ministro de Gobernación califica de “seudo conflictividad social” en algunos lugares

El sector privado condenó los daños a la hidroeléctrica Sajca, ubicada en Purulhá, Baja Verapaz.

Por Joel Maldonado

El presidente del Congreso, Álvaro Arzú Escobar, recibió en su despacho a representantes del sector minero para escuchar su postura por acciones contra empresas de esa actividad económica.

En dicha reunión también participó el ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, quien calificó de “seudo conflictividad social” lo que sufren algunas empresas mineras, por lo que consideró es que tiene otro tipo de intereses.

“El acercamiento no solo es de un sector que tiene representación del Productor Interno Bruto, que está manifestando su preocupación porque afecta sus intereses económicos y puestos de trabajo. Mientras más personas tengan trabajo no estarán pensando en involucrarse en actos delictivos”, agregó Degenhart.

Mientras que Arzú Escobar comentó que los empresarios expresaron su preocupación porque no ven el apoyo en algunas leyes y de la comunidad internacional para apoyar algunas inversiones, por lo que se comprometió apoyar las inversiones.

El Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif) exigió a la Policía Nacional Civil y al sistema de justicia garantizar el respeto a la integridad de los trabajadores de la hidroeléctrica Sajca, en Purulhá, que en dicha empresa se destruyó infraestructura.

“No es posible que se toleren acciones de esta naturaleza, en momentos en los que la inversión y la generación de empleo son tan necesarios para el desarrollo”, expresó el comunidad del Cacif.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo