Se inicia transición a la segunda parte del invierno en el país

Tras el período de canícula extendida, las lluvias están por regresar al territorio nacional.

Por Nancy Alvarez

Luego de que se manifestara en el territorio nacional un período extendido de canícula, ya se inició la fase de transición para la segunda parte del invierno.

El director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), Eddy Sánchez, detalló que esta fase de disminución o cese de las lluvias, que se tenía prevista para un promedio de diez días, se ha extendido más allá de los 27 días en algunas partes del país, especialmente en el área oriental del Altiplano.

Sin embargo, desde el pasado domingo empezaron a presentarse algunas precipitaciones y se prevé que continúen en los próximos días, incluso con lluvias más constantes, estableciéndose el invierno de nuevo.

“Tendremos lluvias dispersas y habrá que empezar a tomar precauciones”, explicó el experto.

De acuerdo con el entrevistado, los pronósticos señalan que los campesinos pueden empezar desde ya a hacer los preparativos para la siembra, pues será entre los días 6 y 7 de agosto cuando entraría el invierno de manera formal.

Se espera que esta segunda parte sea relativamente moderada, y la tendencia es que termine pronto, lo cual puede ser en septiembre u octubre.

Seguridad alimentaria

De acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan), aproximadamente 100 mil familias del corredor seco y otros departamentos del oriente han resultado afectadas por la pérdida de cultivos durante la canícula.

En una citación ayer en el Congreso, el titular de esa dependencia, Juan Carlos Carías, señaló que se analiza declarar un estado de Calamidad en el área para atender a la población.

En tanto, el portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David de León, indicó que se han dado acercamientos a través de la Sesan y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) para verificar el apoyo que se pueda brindar a las familias y establecer si es necesario realizar algún llamamiento internacional.

Según indicó, en el marco de la gestión integral de riego se incluyen los períodos de mucha o poca lluvia, así como de canícula, y hay todo un protocolo especializado para cada una de estas situaciones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo