Reunión en Washington para defender la libertad religiosa en el mundo

Para el gobierno de Donald Trump, este es un tema prioritario de defensa de los derechos humanos.

Por AFP

El gobierno de Estados Unidos inició el martes en Washington una reunión de rango ministerial de tres días, la primera de su tipo, para promover la libertad de religión, que considera "bajo ataque en el mundo". 

"La falta de libertad religiosa en cualquier lugar es una amenaza para la prosperidad y la estabilidad de la paz en todas partes", dijo el embajador estadounidense Sam Brownback al inaugurarse la reunión. 

Este martes y miércoles, el encuentro está dedicado a la sociedad civil y en ese marco recibirá los testimonios de "sobrevivientes", antes de la reunión de ministros de muchos países con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo. 

Según Brownback, "el derecho a la libertad de religión y la capacidad de vivir según la propia conciencia están bajo ataque en el mundo". 

Algunos casos

Como ejemplos, mencionó la situación de las minorías musulmanas rohingya en Birmania o uighur en China, o el caso del pastor estadounidense Andrew Brunson, detenido en Turquía y quien "permanece injustamente en prisión por cargos falsos".

"Esto debe cambiar. Y es por eso que ustedes están aquí", dijo Brownback, embajador de Estados Unidos para la libertad religiosa. 

"No podemos darnos el lujo de fracasar, debemos redoblar nuestros esfuerzos para avanzar en la libertad de religión", dijo.

Prioridad

Para el gobierno de Donald Trump, este es un tema prioritario de defensa de los derechos humanos. 

"Estados Unidos pone la libertad religiosa, este derecho humano fundamental, en el centro de nuestras conversaciones con todos los países con los que interactuamos", explicó Pompeo la semana pasada en una entrevista con la radio Voz de América. 

"Nadie debe ser castigado por su gobierno por su creencia religiosa o por actividades religiosas relacionadas con esta creencia", advirtió el jefe de la diplomacia estadounidense, cuya intervención en el foro está prevista el jueves por la mañana. 

El vicepresidente estadounidense Mike Pence, cercano a la derecha evangélica cristiana, también está programado para hablar el jueves. 

Washington ha invitado a representantes de más de 80 países que han abogado por la libertad religiosa, o por lo menos han comenzado a hacerlo, así como a más de 175 miembros de la sociedad civil y cerca de 100 líderes religiosos.

Objetivo: compartir experiencias y acciones concretas y anunciar nuevos planes de acción para avanzar en esta causa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo