Inspeccionan área que podrían haber utilizado pobladores para intentar escapar el día de la erupción

La organización Antigua al Rescate estima que la cifra de desaparecidos asciende a 2 mil 900, mientras que la Conred mantiene un dato de 332.

Por Álvaro Alay

Con la esperanza de poder localizar a sus seres queridos que desaparecieron desde el pasado 3 de junio tras la erupción del volcán de Fuego, varios de los habitantes de la comunidad San Miguel Los Lotes, en Escuintla, se hicieron presentes este jueves al área afectada en donde hoy se realizan acciones de búsqueda.

Integrantes de la organización Antigua al Rescate y pobladores trabajan en el sector conocido como “callejón principal”, en donde prevén que puedan localizarse decenas de cuerpos de víctimas de la tragedia.

Con palas, piochas y con el apoyo de maquinaria que han obtenido con la cooperación de personas particulares, los voluntarios examinan minuciosamente el material volcánico acumulado en el sector para identificar posibles restos humanos.

De acuerdo con la referida agrupación, por medio del cotejo de datos que han obtenido en instituciones y de entrevistas realizadas a personas en los albergues, han podido establecer que en esa comunidad había por lo menos 360 viviendas, y que la cifra de desaparecidos ascendería a por lo menos 2 mil 900. Mientras que la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) contabiliza 332 desaparecidos.

Sofía Letona, miembro de la organización, recordó que ayer en una conferencia de prensa brindada por Antigua al Rescate se mencionó el tema de que hay personas que prácticamente no existen ante las entidades. Varios niños no estaban inscritos en el Registro Nacional de las Personas (Renap), incluso tenían hasta dos años de edad pero no tenían nombre, explicó.

Vía de escape

La entrevistada indicó que al analizar los videos grabados el día de la tragedia pudieron observar las rutas que tomaron los pobladores para intentar escapar del flujo piroclástico, y una de ellas sería el callejón donde hoy se encuentran.

La entrevistada explicó que el plan es levantar todo el material de esa calle intermedia, por donde la gente habría corrido. “Nosotros pensamos que todas las personas que no están en sus casas vamos a encontrarlas en el callejón. Este es el único lugar por donde pudieron salir”, dijo.

Hasta el momento lo que han podido ubicar son algunos restos de piel, pero ninguno óseo, manifestó.

Se tiene previsto que tras analizar este callejón, la exploración continúe de manera individual en cada una de las viviendas.

Eufemia García, quien perdió a 50 familiares por la tragedia, pero solo ha podido localizar los cuerpos de diez de ellos, reiteró que así como lo ha hecho desde que ocurrió de la erupción, continuará presentándose al área afectada todos los días hasta dar con el paradero de sus parientes y poder darles sepultura.

Ella es una de las sobrevivientes, y coincidió con la posibilidad de que las personas puedan estar bajo el material volcánico en ese sector, pues observó que varias se dirigieron allí.

“Yo me quedé en medio de estas correntadas, y todos corrían delante de mí. Si no están en casa de mi familia es porque están en el callejón. Espero también que todos aparezcan porque aunque no sean mi familia son mis vecinos”, manifestó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo