Ordenar el financiamiento electoral y cambiar proceso de reformar leyes, proponen expertos para mejorar elecciones

Por Nancy Alvarez

Un panorama plano prevé el excandidato presidencial y expresidente del Banco de Guatemala (Banguat), Lizardo Sosa, con relación a las elecciones generales 2019 en el país. Mientras que la exministra de Educación y expresidenta del Congreso, Arabella Castro, considera que podrían darse sorpresas en cuanto a los candidatos.

Sus declaraciones se dieron este lunes en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, en donde fue analizado el escenario político y electoral del país. Además, se conversó sobre el financiamiento de los partidos políticos.

El expresidenciable consideró que debido a que no se llevaron a cabo las reformas necesarias en las leyes, el evento del próximo año se desarrollará en condiciones bastante similares a las de 2015, con los mismos partidos y sin opciones que en realidad puedan representar un cambio para el país.

A su criterio, es importante entonces enfocarse en el futuro, con un cambio de reglas que aplicarán a partir a partir del siguiente proceso, para lo cual el papel del Congreso de la República es fundamental. “Debemos actuar para que las elecciones 2023 sean diferentes. Necesitamos modificar el artículo 280 de la Constitución para que sea factible modificar el artículo 157”, dijo.

El entrevistado recordó que el 280 se refiere al proceso para realizar reformas constitucionales, y establece que cualquier cambio a la Carta Magna debe ser aprobado por el Legislativo, con el voto afirmativo de las dos terceras partes del total de diputados. Después de ello, y para que puedan entrar en vigencia las modificaciones, deben ratificarse por medio de una consulta popular.

Para él, no debería ser sometida una decisión del Congreso a una consulta popular, sino que una instancia determinada, de la que no brindó mayores detalles, sería la encargada de abordar el tema. Aunque aclaró que esto no significa dejar hacer a los diputados lo que quieran.

En tanto, el artículo 157 menciona que el Congreso está compuesto por diputados electos “directamente por el pueblo en sufragio universal y secreto, por el sistema de distritos electorales y lista nacional”. Pero, en opinión de Sosa, debe haber cambios en el tamaño de los distritos, pues como ahora están distribuidos son demasiado grandes, y mientras sea así, “va a ser imposible tener una democracia efectiva”.

Sosa ve como una opción que existan unos 140 distritos y se elija un diputado por cada uno de estos, y también se debería analizar qué hacer con el listado nacional.

Otra propuesta del expresidenciable es que haya elecciones primarias, las cuales explicó pueden ser cerradas, con solo la participación de los afiliados a los partidos, o abiertas, de las que la población apta para votar podría ser parte. “Estas se dan para que los votantes se pronuncien y de allí surgen los liderazgos que la gente quiera. Ahora no hay liderazgos en el Congreso y el Ejecutivo que estén representándonos porque no hay forma de identificarlos”, manifestó.

A pesar de que se enfocó en estos tres temas para generar cambios positivos para el país, el expresidente del Banguat sostuvo que “por lo menos” la actual legislatura debería empezar a promover las modificaciones al 280.

En tanto, Castro no descarta que puedan surgir opciones positivas para el país en las elecciones 2019 y las que vendrán más adelante, siempre y cuando se minimice la polarización que actualmente predomina y los ciudadanos accedan a conocer las diferentes opiniones existentes.

“Si no tenemos la inteligencia de escucharnos entre guatemaltecos y comprender que pueden haber argumentos válidos en una postura diferente a la nuestra. Si no hacemos ese ejercicio mínimo para las próximas elecciones, vamos a volver a fracasar”, expuso la exministra.

Financiamiento electoral

Por aparte, los entrevistados se refirieron a las reformas al artículo 407 N del Código Penal, que se refiere al tema de financiamiento electoral ilícito. Según Castro, la actual legislatura sí logrará, antes de finalizar su gestión, hacer las modificaciones, aunque no se sabe por ahora en qué sentido estarían enfocadas.

De igual forma, la entrevistada mencionó las tres formas que, a su criterio, existen para financiar los partidos políticos:

  • El proveniente del crimen organizado: “que es ilegal y se viene filtrando desde hace años en Guatemala”.
  • Capital sano del país: que siempre le ha apostado a dos o tres partidos, los ganadores, y que no le gusta dar su nombre porque le ha apostado a más de uno, y seguramente le dio más a uno que a otro, y no quiere que sepan esas variaciones.
  • El Estado: pregunta a los guatemaltecos si están dispuestos a que les suban los impuestos para financiar los partidos.

“En próximas elecciones enfrentaremos el tema del debate de quién debe financiar los partidos. Va a haber un gran temor de cualquier particular, con dinero sano y bien ganado, de apostarle a un partido político”, expresó Castro.

Por su parte, Sosa indicó ser partícipe de que el Estado se encargue de la financiación de las organizaciones políticas, pero no en la fórmula actual, sino que debiera ser para formación política esencialmente.

“El dinero del Estado no debería servir para campaña política, sino para cubrir el déficit de formación política que tenemos que Guatemala, que es brutal. Todo esto que pasa es porque la gente no tiene criterio político”, señaló.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo