La primera cumbre entre Putin y Trump se celebrará en "un país tercero"

Este cara a cara se celebrará en "un país tercero", "muy práctico tanto para Rusia como para Estados Unidos".

Por AFP

Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y Estados Unidos, Donald Trump, se reunirán "en un país tercero", anunció este miércoles el Kremlin, después de una entrevista entre el mandatario ruso y el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

"Lo que puedo decir es que hemos llegado a un acuerdo para celebrar una cumbre, e incluso hemos acordado la fecha y el lugar" del encuentro, que se anunciarán el jueves, declaró a las agencias de prensa rusas el consejero del Kremlin, Yuri Ushakov.

Este cara a cara se celebrará en "un país tercero", "muy práctico tanto para Rusia como para Estados Unidos".

Las relaciones entre Moscú y Washington, envenenadas por la guerra en Siria, la crisis ucraniana y las acusaciones de injerencia rusa en las presidenciales estadounidenses de 2016, nunca habían sido tan malas desde el fin de la Guerra Fría.

La última vez que se encontraron los dos mandatarios fue en noviembre de 2017.

Restablecer relaciones

La visita del consejero estadounidense "da la esperanza de que suponga […] el primer paso para restablecer relaciones completas entre nuestros Estados", declaró Putin al recibir a Bolton en el Kremlin ante las cámaras de televisiones rusas.

"Desgraciadamente las relaciones ruso-estadounidenses no están en el mejor nivel", lamentó el presidente ruso, considerando que "en gran parte es el resultado de la dura lucha de política interior en Estados Unidos".

"Rusia nunca deseó el enfrentamiento", afirmó, insistiendo en que quiere restablecer "relaciones completas, sobre la base de la igualdad y el respeto recíproco".

"Espero que podamos, como en las negociaciones con sus colegas, debatir sobre la posibilidad de mejorar la cooperación entre Rusia y Estados Unidos", respondió Bolton.

"Incluso en el pasado, cuando nuestros países mantenían sus diferencias, nuestros dirigentes y sus consejeros se reunían y pienso que sería benéfico para ambos países, benéfico para la estabilidad mundial y el presidente Trump lo tiene muy en cuenta", añadió.

Según Ushakov, la cumbre puede incluir un cara a cara, un almuerzo de trabajo, una conferencia de prensa conjunta y la publicación de una "declaración común que podría subrayar las próximas etapas de las dos partes para mejorar las relaciones bilaterales".

El encuentro será observado al detalle, sobre todo debido a las acusaciones de injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, algo que Rusia desmiente.

La cita podría tener lugar en una capital europea, antes o después de la cumbre de la OTAN, prevista para los días 11 y 12 de julio en Bruselas, según medios de comunicación rusos y extranjeros.

El sitio de información estadounidense Politico citaba Helsinki como posible sede de la cumbre.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo