La dura portada de TIME sobre actitud de Trump ante niños migrantes

"¿Qué clase de país somos?", criticó la revista con una imagen del mandatario estadounidense impertérrito al dolor y llanto de una pequeña niña.

Por Ivonne Gordillo

La prestigiosa revista Time propuso una cruda portada ante la postura del presidente Donald Trump ante la separación de  más de dos mil niños de sus familiares.

En más de una ocasión, Trump defendió su política, asegurando que buscaba evitar que "migrantes delincuentes" ingresaran a ese país. El estadounidense se mostraba impertérrito ante el llanto y desesperación de los menores y del sufrimiento de los padres, que incluso fueron deportados.

"¿Qué clase de país somos?", criticó la revista con una imagen del mandatario estadounidense ante una menor llorando.

TIME’s new cover: A reckoning after Trump's border separation policy: What kind of country are we? https://ti.me/2yujl6Z

Posted by TIME on Thursday, June 21, 2018

Finalmente, Trump firmó el miércoles un decreto para poner fin a la separación de las familias de inmigrantes en la frontera.

La política contra la inmigración ilegal lanzada a principios de mayo propició que más de 2.300 niños hayan sido separados de sus padres migrantes, en su mayoría de Centroamérica.

Fotografías desgarradoras de niños y audios en los que se escucha el llanto desesperado de pequeños retenidos en instalaciones fronterizas generaron una oleada de indignación y acusaciones de violación de los derechos humanos.

Reunión de familias, una tarea titánica

Los inmigrantes que fueron separados de sus hijos tienen la mirada vacía porque no pueden creer que el gobierno estadounidense les haya quitado a sus niños, según abogados que dudan que las familias se reúnan en un corto plazo debido al caos que modela la vida en la frontera con México.

"Cuando hablo con los padres, siento que miran a través de mí, porque no consiguen entender, no pueden aceptar, no pueden creer que no sepan dónde están sus hijos y que el gobierno estadounidense se los haya quitado", dijo a la AFP Jodi Goodwin, una abogada de migración en Texas.

"Es increíblemente desgarrador y es un horrendo desprecio al debido proceso", añadió la abogada del Migrant Center for Human Rights, que ha trabajado como voluntaria en la frontera desde 1995.

Más de 2.300 niños fueron separados de sus padres y detenidos en centros de la patrulla fronteriza desde que el presidente Donald Trump implementó en abril una política de "cero tolerancia", con la idea de desalentar a los inmigrantes que llegan por la frontera sur.

Pero las críticas a la inmoralidad que implica detener a niños e incluso a bebés solos, en jaulas, sin nadie que los reconforte alcanzaron tal nivel que el miércoles el mandatario republicano firmó un decreto que revierte esta medida y ordena poner fin a la separación familiar.

No obstante, la crisis humanitaria de las últimas semanas está lejos de ser nueva y aún más lejos de haber acabado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo