Pobladores podrán ingresar este lunes a la “zona cero” para buscar a sus familiares

Por Nancy Alvarez

La incertidumbre al no conocer el paradero de sus familiares afectados por la erupción del volcán de Fuego ha invadido a los sobrevivientes. En diferentes ocasiones han solicitado a las autoridades que se les permita apoyar en la búsqueda, ya que ellos conocen con mayor certeza el territorio, y hoy podrán hacerlo.

Sergio García Cabañas, secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), confirmó que este lunes se les permitiría a los pobladores ingresar a la zona cero, en la aldea El Rodeo, Escuintla, para colaborar con los rescatistas en la búsqueda de víctimas.

“Esta búsqueda también contará con el apoyo de maquinaria gubernamental y civil con el fin de redoblar esfuerzos para localizar a los 197 desaparecidos”, expuso el funcionario anoche en una conferencia de prensa.

Personal de bomberos, policía, militares y rescatistas internacionales no pudieron ingresar por casi tres días al área afectada debido al riesgo que significaba para su propia integridad física, pues el suelo permanecía cubierto por material a altas temperaturas y ceniza. Sin embargo, ayer se pudo retomar la búsqueda.

El volcán de Fuego presenta este lunes una abundante desgasificación de color blanco y explosiones débiles y moderadas que ha provocado el descenso de ceniza.

Señalan posibilidades de vida

El pasado viernes, un grupo de pobladores se presentó al punto en donde se encontraba el primer anillo de seguridad establecido por la Policía Nacional Civil (PNC), entidad que brinda apoyo para resguardar el área y evitar el paso de personas particulares ante el riesgo latente.

Los vecinos exigían que se continuara con la búsqueda, especialmente porque consideraban que un grupo de personas podría haberse dirigido hacia un área montañosa y permanecer con vida. “No tienen alimento”, decían ante las cámaras de medios de comunicación que cubrían la tragedia.

Los sobrevivientes aseguraron además que ya sea con vida o fallecidos, ellos necesitan encontrar a sus familiares para darles sepultura.

La tragedia

La cifra oficial de fallecidos por la erupción ocurrida el pasado 3 de junio asciende a 110, mientras que hay 57 heridos y 197 desaparecidos.

En tanto, se mantienen 4 mi 471 personas albergadas en diferentes centros que fueron habilitados por la Conred, y 12 mil 578 han sido evacuadas. En total, 1.7 millones de guatemaltecos resultaron afectados por esta tragedia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo