Exsecretario de la Conred: “El 90 por ciento del territorio guatemalteco tiene algún tipo de riesgo”

Deslizamientos, actividad sísmica y volcánica, efectos de tormentas tropicales y ciclones, entre los problemas que pueden afectar a Guatemala, el cuarto país de mayor riesgo a nivel mundial.

Por Nancy Alvarez

La tragedia por la erupción del volcán de Fuego fue el tema abordado este miércoles en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, en donde participaron como invitados el exsecretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Alejandro Maldonado; y el portavoz de la entidad, David de León.

Los entrevistados expresaron su conmoción por lo ocurrido. “Me duele mucho ver el sufrimiento de las personas. Es una tragedia humana que nos tiene a todos muy consternados”, dijo Maldonado. Mientras que De León recordó que es lamentable observar a madres que buscan a sus hijos y otros familiares.

Maldonado dijo que el 90 por ciento del territorio guatemalteco tiene algún tipo de riesgo, por lo cual resaltó la necesidad de que el tema de prevención y gestión integral de riesgo sea prioridad.

“Recordemos que Guatemala es el cuarto país de mayor riesgo a nivel mundial y que así como hoy la tragedia se dio en el volcán de Fuego, tenemos literalmente miles de puntos y miles de comunidades que tienen diferentes grados de riesgo”, dijo.

De acuerdo con el exfuncionario, sin ir muy lejos hay que recordar que Guatemala es un país altamente sísmico y que hay una enorme debilidad en los procedimientos y materiales de construcción en muchas de las viviendas del país. “Allí tenemos una preocupación. Tenemos otros volcanes que están activos”, agregó.

“Si no son inundaciones son deslizamientos, si no son deslizamientos es actividad sísmica, actividad volcánica, tormentas tropicales, ciclones”, expuso en cuanto a las problemáticas que afectan a los guatemaltecos.

De igual forma, Maldonado mencionó que se puede tomar a Japón como ejemplo, pues también está expuesto a múltiples amenazas y no es factible en ese país el traslado de las comunidades. En respuesta a ello, en el lugar es clave el ordenamiento territorial.

Por su parte, De León indicó que esta vez el desastre ocurrió en el volcán de Fuego, pero podría ocurrir, y ya ocurrió en los años 80, en el volcán Santiaguito.

Asimismo dijo que “podemos tener una condición similar como la de Cambray. Hay sectores en la zona 1 de Mixco en donde hay un deslizamiento activo, también (hay riesgo) en Jesús de la Buena Esperanza, zona 6 capitalina”.

Los puntos de alerta existen y cada vez se manifiesta más la necesidad de priorizar y planificar, así como no autorizar construcciones en áreas donde no se debe, expuso el portavoz.

Otro de los puntos abordados por los expertos fue la necesidad de que se hagan cambios en la Ley y Reglamento de la Conred, creada en 1996. A criterio de Maldonado, esta no da herramientas vitales a la institución y tampoco asigna a esta el nivel que debería tener.

Mientras que De León opinó que se debe seguir insistiendo en que se hagan cambios en la ley, pues es vital, ya que actualmente esto solo permite que se emitan las recomendaciones correspondientes en cada caso, pero queda a discreción si las autoridades las cumplen o no.

En ese sentido, el portavoz de la Conred hizo un llamado a las municipalidades por el tema de ordenamiento territorial.

¿Qué sigue ahora?

Tras el desastre, los sobrevivientes esperan conocer qué pasará ahora, pues muchos de ellos perdieron no solo a familiares, sino también sus viviendas y pertenencias. Permanecen en albergues habilitados por el Gobierno o buscaron refugio con parientes que vivían fuera del sector afectado. Pero, ¿qué sigue ahora?.

De acuerdo con Maldonado, parte de lo que procede es implementar los protocolos de recuperación, en donde se establecen lineamientos de pasos a seguir.

Este proceso empieza con sacar los listados de los damnificados, además exige la realización de un estudio de riesgo más detallado para evaluar si se puede reconstruir en el mismo lugar o ya no procede la reconstrucción en ese punto. Luego de ello se debe tomar las consideraciones, incluyendo factores sociales y económicos y la disponibilidad de un lugar apropiado para trasladar a personas y que no se les afecte.

“Tenderían a pensar que va a haber necesidad de trasladar a las personas, pero hay que esperar los estudios finales”, indicó.

Mientras que el vocero de la Conred se refirió a las acciones de búsqueda y rescate, y dijo que no han establecido un día o ciertas horas para finalizarlas, pues la idea es poder realizar e identificar en dónde hay más personas para realizar las labores.

La búsqueda dependerá de los factores del volcán, porque continuarán las explosiones y si siguen los flujos deberá dejar el área el personal de operaciones. Otro factor, es la condición de la lluvia, pues esto genera condiciones inestables para los socorristas.

El peligro continúa

El vocero de la Conred recordó que ayer a las 14:00 horas fue necesario realizar una evacuación del equipo que realizaba las labores de búsqueda y rescate, así como de al menos cinco comunidades aledañas debido a que de nuevo descendió flujo piroclástico del coloso, e indicó que el volcán continúa con fase de explosividad.

Mientras tanto, Maldonado dio a conocer que lo peligroso en este caso son los flujos piroclásticos, más que los lahares, porque los lahares tienen la característica de que bajan por las barrancas, aunque no se descarta que puedan exceder su capacidad y rebalsarse, pero en el caso de los flujos, estos cambian de rumbo, según la dirección del viento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo