Trump retira su invitación a los Eagles de Filadelfia

Alegando que algunos jugadores se arrodillaron durante el himno nacional, el presidente informó que los actuales campeones de la NFL ya no están invitados a visitar la Casa Blanca.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

"Los Eagles no podrán venir con su plantilla al completo a la Casa Blanca mañana (martes)", dijo el presidente Donald Trump en un comunicado. "Están en desacuerdo con su presidente, porque insiste en que se paren orgullosos para el himno nacional, con la mano en el corazón, en honor de nuestros militares y la gente de nuestro país", agregó.

Trump mantiene un conflicto abierto con los jugadores de la NFL que protestaron contra la violencia racial en Estados Unidos. El presidente ha llegado incluso a asegurar que esos deportistas "no deberían estar en el país".

Jugadores de los Eagles se arrodillan durante el himno Jalen Mills y Randall Goforth, de los Eagles, se arrodillan durante la interpretación del himno de Estados Unidos. Foto: AFP

Algunos jugadores de los Eagles de Filadelfia habían anunciado su rechazo a la invitación de Trump, que tradicionalmente recibe en la Casa Blanca a los equipos campeones de las cuatro grandes ligas profesionales.

"Los Eagles querían enviar una delegación reducida, pero los mil aficionados que prevén venir al evento merecen algo mejor. Esos aficionados siguen estando invitados a la Casa Blanca para participar en otro tipo de ceremonia, en honor de nuestro gran país", añadió Trump.

Por su parte, el equipo de Filadelfia respondió con un breve comunicado en el que indicaba que "ver a toda la comunidad de los Eagles junta, ha sido una inspiración".

"Estamos realmente agradecidos por todo el apoyo que hemos recibido y ahora buscamos continuar con nuestros preparativos para la temporada 2018".

 

El año pasado, Trump había calificado de "hijos de puta" a los jugadores que se arrodillaban durante el himno, sosteniendo que estaban "insultando" a la bandera y a la nación.

Las declaraciones provocaron una ola de protestas en toda la NFL en septiembre, lo que enfureció a algunos fanáticos y colocó a varios conservadores, dueños de equipos que respaldan a Trump, en una posición incómoda a medida que bajaban las audiencias de los juegos televisados.

Por ello, a finales de mayo, los propietarios de las franquicias acordaron que los jugadores tendrán la obligación de mantenerse de pie o quedarse en el vestuario mientras suena el himno nacional antes del comienzo de los partidos.

En un tuit publicado la noche del lunes, Trump calificó igualmente de "irrespetuosa" la opción de quedarse en el vestuario durante el himno.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo