Presidente catalán forma un gobierno sin políticos presos ni exiliados

El presidente Quim Torra formó un gobierno que no incluye a ningún político independentista encarcelado, que haya huido del país o que esté perseguido por la justicia.

Por AFP

En un comunicado oficial difundido este martes, se informó que el recién nombrado presidente Quim Torra "firmó un nuevo decreto de nombramientos para formar un gobierno en Cataluña".

El texto no incluye, sin embargo, ningún político independentista encarcelado, que haya huido del país o que esté perseguido por la justicia.

En su anterior intento, Torra había incluido a dos exconsejeros independentistas en la cárcel y otros dos en Bélgica.

"Los consejeros encarcelados y exiliados han comunicado al presidente de la Generalitat un mensaje en el que expresan su voluntad de confiar en él y piden que las instituciones catalanas vuelvan a ponerse al servicio del pueblo de Cataluña lo antes posible", explica el texto.

Quim Torra Quim Torra (derecha). Foto: AFP

El gobierno regional catalán se halla bajo tutela del Ejecutivo en Madrid desde el fallido intento de independencia del 27 de octubre.

El nombramiento de los cuatro consejeros con problemas con la justicia española fue considerado una "provocación" por el gobierno conservador de Mariano Rajoy, que decidió no publicar los nombres de ningún consejero en el diario oficial, lo que impedía en la práctica constituir el Ejecutivo regional catalán.

Crispación, en aumento en Cataluña

Con una Cataluña dividida en dos sobre la independencia, la crispación va en aumento con discursos cada vez más agresivos en el Parlamento, trifulcas entre partidarios y contrarios a la secesión y vandalismo.

"Existe una violencia latente, una violencia que se palpa en el ambiente pero que no suele llegar a la violencia física, que además va in crescendo", advirtió Sonia Andolz, politóloga especialista en análisis de conflictos en la Universidad de Barcelona.

Las últimas semanas, esta región de 7.5 millones de habitantes vive una guerra de símbolos entre independentistas que llenan calles, edificios o playas de lazos y cruces amarillas, color de protesta por el encarcelamiento de sus líderes, y unionistas que los retiran.

A principios de mes, la policía se interpuso entre dos grupos en Barcelona para evitar un enfrentamiento, y la última semana, en Canet de Mar, tres independentistas resultaron heridos cuando un grupo de encapuchados destrozó un cementerio de cruces amarillas en la playa.

Banderas catalanas Foto: AFP

El domingo, una protesta similar tuvo lugar en la cercana Mataró, mientras en Barcelona unos participantes en una manifestación unionista agredían a un policía para que retirara un lazo amarillo colgado del ayuntamiento y después llenaban la playa de banderas españolas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo