ONU califica de "trascendental" condena a militares por desaparición de menor

"La sentencia emitida (...), citando estándares internacionales de derechos humanos, reconoció que la práctica de violencia sexual, tortura y desaparición forzada formó parte de la estrategia militar" durante la guerra interna, declaró el alto comisionado para DD. HH.

Por Ivonne Gordillo

La ONU calificó este jueves como "trascendental" la condena a penas de cárcel contra dos generales y dos coroneles retirados por crímenes de lesa humanidad contra los hermanos Marco Antonio y Emma Guadalupe Molina Theissen, hecho ocurrido en 1981.

"Esta es una sentencia trascendental para Guatemala y el mundo con relación a la investigación, juzgamiento y sanción de graves violaciones a los derechos humanos cometidas por altos mandos militares durante un conflicto armado interno", dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, en un comunicado.

La madrugada del miércoles, el Tribunal de Mayor Riesgo C declaró culpables a cuatro oficiales jubilados del Ejército por la desaparición forzada de Marco Antonio Molina Theissen y la violación y tortura de su hermana Emma Guadalupe.

Los militares involucrados son los generales retirados Benedicto Lucas -exjefe del Estado Mayor del Ejército- y Manuel Callejas, y los coroneles jubilados Francisco Gordillo y Hugo Zaldaña.

“Rindo homenaje a la familia Molina Theissen por su valentía y perseverancia para luchar por más de tres décadas por su derecho a la justicia y la verdad,” expresó Zeid.

Los cuatro fueron condenados a 33 años de cárcel por crímenes de lesa humanidad y violación agravada, por los vejámenes cometidos en un un cuartel contra Emma Guadalupe Molina Theissen.

“Exhorto a las autoridades a garantizar que las víctimas se beneficien de la implementación efectiva de medidas de reparación integral y transformadora, incluyendo la no repetición de estas graves violaciones a los derechos humanos en el país”, dijo el Alto Comisionado. “También será importante adoptar las medidas necesarias para establecer el paradero y la identificación de los restos de Marco Antonio Molina Theissen”.

Por la desaparición forzada de su hermano, Marco Antonio, fueron sentenciados a 25 años más de prisión todos los militares excepto Gordillo. El tribunal absolvió de los cargos al quinto implicado, el general retirado Edilberto Letona.

"La sentencia emitida (…), citando estándares internacionales de derechos humanos, reconoció que la práctica de violencia sexual, tortura y desaparición forzada formó parte de la estrategia militar" durante la guerra interna, agregó Zeid.

Marco Antonio Molina Theissen tenía 14 años cuando fue secuestrado por una unidad del Ejército en la residencia de sus padres, en la capital guatemalteca, el 6 de octubre de 1981, y continúa desaparecido hasta la fecha.

Un día antes su hermana, entonces de 21 años, escapó de un cuartel militar en el oeste del país donde sufrió torturas y violación en varias ocasiones por soldados.

Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo