Estados Unidos y China retoman sus cruciales negociaciones comerciales

Washington y Pekín retoman este jueves las delicadas negociaciones comerciales bajo la amenaza de la posible entrada en vigor de nuevas sanciones estadounidenses.

Por AFP

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, encabezará la delegación de Estados Unidos que se reunirá con su contraparte de China, liderada por el viceprimer ministro, Liu He.

Liu He, un allegado al presidente Xi Jinping que comanda la política económica del gigante asiático, ya había conducido la delegación de su país que mantuvo en Pekín las primeras conversaciones con los estadounidenses dirigidos por Mnuchin, sin progresos sustanciales.

"Estas reuniones son la prolongación de las discusiones desarrolladas en Pekín hace dos semanas y se centrarán en el reequilibrio de las relaciones económicas" bilaterales, precisó la Casa Blanca, que exige a China una reducción en 200 mil millones de dólares de un déficit comercial que en 2017 alcanzó los 375 mil millones.

Steven Mnuchin Steven Mnuchin (centro). Foto: AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, que no se cansa de denunciar las prácticas comerciales "desleales" de la potencia asiática, subrayó el martes en un tuit que "desde hace muchos años" su país contribuye con "centenas de millones de dólares" a la economía china.

China, que ya debe pagar tasas de 25 % por sus exportaciones de acero a Estados Unidos y de 10 % por las de aluminio, podría ser objeto de nuevas tasas sobre 50 mil millones de dólares vendidos al país norteamericano para compensar lo que Washington considera como un robo de propiedad intelectual en perjuicio de las empresas estadounidenses.

Una fecha clave

El plazo de consulta sobre la lista de productos chinos que serían afectados por esas nuevas tasas vence el próximo 22 de mayo. Si antes de esa fecha ambos países no llegan a un acuerdo sobre un reequilibrio de la balanza comercial, las amenazas del gobierno de Trump se concretarán.

China ya anunció que en ese caso aplicará medidas de represalias equivalentes que se centrarían en productos agrícolas, en especial la soja, una producción muy dependiente del mercado asiático y que se concentra en estados afines al presidente republicano.

Liu He, viceprimer ministro chino Liu He (centro). Foto: AFP

Las reuniones aparecen entonces como cruciales para evitar una guerra comercial entre las dos potencias, un enfrentamiento que, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), podría tener repercusiones negativas sobre el crecimiento de la economía mundial.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo