Nicaragua inicia el diálogo nacional entre el presidente Ortega y los opositores

La Iglesia católica inauguró este miércoles el diálogo entre el presidente Daniel Ortega y diversos sectores, tras casi un mes de violentas manifestaciones antigubernamentales que han dejado más de 50 muertos.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Bienvenidos a la sesión inaugural del diálogo nacional”, anunció un representante de la Iglesia católica en el acto de apertura.

Las pláticas serán mediadas por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que preside Leopoldo Brenes.

La Iglesia católica ejerce de mediadora en el diálogo, al que ha impuesto la condición de que se revise el sistema político del país para lograr una auténtica democracia.

Durante su discurso, el presidente Daniel Ortega instó a los opositores a “no derramar sangre entre hermanos” en Nicaragua y lamentó las muertes ocurridas durante las protestas que sacuden a su gobierno desde hace casi un mes y que han dejado 58 personas fallecidas.

No debe seguir corriendo la sangre de hermanos en Nicaragua (…) la policía tiene órdenes de no disparar” a los manifestantes, dijo el mandatario nicaragüense tras abrirse las pláticas.

De la mesa de diálogo nacional participan el gobierno, estudiantes y representantes tanto de la sociedad civil como del sector privado.

Acompañado de su esposa, la vicepresidenta y vocera del gobierno, Rosario Murillo, el gobernante llegó a las instalaciones del Seminario Interdiocesano Nuestra Señora de Fátima, al oeste de Managua, rodeado de un gran dispositivo de seguridad de más de 500 efectivos antimotines.

Operativo de seguridad para resguardar a Daniel Ortega Foto: AFP

A pesar del anuncio de la instalación del diálogo, Ortega no ha logrado detener los disturbios generados en varios departamentos del país, especialmente en Masaya, en el sureste; Matagalpa, en el norte, y Juigalpa, en el centro.

Protestas en Nicaragua Foto: AFP

Lee también: Asesinan a periodista en Nicaragua mientras realizaba una transmisión en Facebook

Los objetivos

Michael Healy, presidente de la Unión de Productores y Agricultores de Nicaragua, quien participa en nombre del sector privado, dijo que el encuentro debe buscar la democratización del país.

Lo que buscamos es tener una Nicaragua demócrata. Nadie quiere un yugo y es eso lo que tenemos ahora y no podemos seguir así”.

Por su parte, Azalea Solís, representante de la sociedad civil en el diálogo, apuntó que el diálogo “es para pedir justicia para las víctimas y la salida de Daniel Ortega del poder, porque no tienen capacidad de dirigir más a este país”.

Nicaragua cumple 28 días de agitación social tras las multitudinarias manifestaciones a favor y en contra de Ortega, que comenzaron tras una cuestionada reforma a la seguridad social.

*Con información de AFP y AP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo