El sepelio del expresidente de Guatemala, Álvaro Arzú, en imágenes

El repentino fallecimiento del exgobernante, quien en 1996 firmó la paz, sorprendió a miles de personas a nivel nacional e internacional.

Por Saray Velásquez

Álvaro Arzú, presidente de la nación (1996-2000) y alcalde de la ciudad de Guatemala en cinco ocasiones, cuatro de ellas consecutivas, incluyendo el período actual, falleció el viernes a los 72 años por un infarto.

La noticia conmocionó a cientos de personas que tuvieron la oportunidad de conocer al expresidente de Guatemala, entre ellos,  varios mandatarios de otros países.

Familiares, amigos y ciudadanos en general se dieron cita al Palacio Nacional de la Cultura, dónde todo el día sábado fueron velados sus restos.

Este domingo, el féretro del exgobernante, quien en 1996 firmó la paz con la exguerrilla para poner fin a 36 años de guerra civil.

Una multitud estuvo presente para darle el último adiós en el emotivo homenaje que le rindió el Ejército de Guatemala en la Plaza de la Constitución con el disparo de 21 salvas de cañón, el sobre vuelo de helicópteros.

Luego, acompañado de sus seres queridos, fue trasladado por el paseo de la Sexta Avenida a la que por muchos años fue su casa, la municipalidad capitalina, lugar en el que su hijo y presidente del Congreso de Guatemala, Álvaro Arzú Escobar, dio un mensaje. 

"Hay personas que dicen que hoy comienza la historia del país sin Álvaro Arzú, no puedo más que sonreír porque están equivocados. Por dos razones: Primero porque preparó a miles de personas para realizar su trabajo. Segundo, porque si bien él ya no está físicamente aquí, él se ha convertido en algo mucho más importante y poderoso, él es un símbolo de que las cosas se pueden hacer bien", expresó.

Luego la carroza fúnebre inició el viaje en dirección a la Antigua Guatemala, en donde serían enterrados sus restos en una ceremonia muy íntima y privada con lugar únicamente para su familia y allegados.

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo