Guatemala avanza en largo camino jurídico para resolver conflicto con Belice

Ahora corresponde a Belice realizar una consulta popular similar, aunque ese país aún no define fecha para su referendo, dijo el embajador beliceño en Guatemala, Alexis Rosado.

Por AFP

La población de Guatemala avaló en un referendo la decisión de llevar un histórico conflicto territorial con Belice a la justicia internacional, un paso decisivo para poner fin a la controversia causante de tensiones entre ambos países.

Los guatemaltecos allanaron de su lado el camino al ganar ampliamente el "Sí" en el referendo para llevar el litigio a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya con un 95,87%, tras escrutarse el 99,21% de los votos, según el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Aunque prevaleció la apatía pues la participación apenas alcanzó al 26,33% de los 7,5 millones de empadronados, el presidente Jimmy Morales lo calificó como un "éxito porque la democracia se fortaleció y la identidad nacional se reafirmó".

Ahora corresponde a Belice realizar una consulta popular similar, aunque ese país aún no define fecha para su referendo, dijo a la AFP el embajador beliceño en Guatemala, Alexis Rosado.

El diplomático aseguró: "Para nosotros es positivo que el pueblo de Guatemala haya hablado en las urnas, ya que es un compromiso de ambos países. Luego nos va a tocar a los beliceños".

"Por mucho tiempo nos dábamos la espalda. El diferendo nos distanciaba mucho y ahora lo que buscamos es que la corte decida", agregó Rosado.

La consulta definió llevar ante la corte internacional el conflicto para definir la frontera no delimitada entre ambos países, denominada zona de adyacencia.

Las dos naciones se vieron obligadas a realizar el referendo para llevar su disputa a la CIJ porque no son miembros de ese tribunal.

"Quiero hacer un llamado al pueblo de Belice: lo motivo a participar activamente en la consulta popular que pronto realizarán. Recuerden que en sus manos está contribuir a la certeza jurídica de nuestras dos naciones", agregó el presidente guatemalteco en un vídeo difundido en redes sociales.

Analistas consideran que el tortuoso proceso legal podría llevar hasta una década para finiquitar el litigio en La Haya.

Los primeros años servirán para que Guatemala presente la demanda ante la Corte, luego Belice presentará una contrademanda. Al aceptar elevar el conflicto a esa instancia, los dos países se comprometen a aceptar el fallo, cumplirlo y ejecutarlo de buena fe.

El analista político José Carlos Sanabria, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales, dijo a la AFP que Guatemala debe "empezar a trabajar en el caso que tendrá que presentar en la Corte Internacional" para que "vaya bien sustentado".

Ahora Belice

Para el asesor de la Unidad de Soberanía y Dominio del Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala, Rafael Salazar, Belice tiene "el mismo compromiso que Guatemala y existe la voluntad política de hacer la consulta popular".

La disputa se remonta a 1783, cuando España -que entonces colonizaba lo que hoy es Guatemala- dio esos territorios en concesión a Gran Bretaña para que explotara madera.

Tras los resultados de la consulta, la embajadora británica en Guatemala, Carolyn Davidson, alentó al gobierno de Belice a que celebre pronto su referendo "para mantener el impulso hacia una solución duradera y pacífica a esta disputa".

"La seguridad jurídica entre los dos países impulsará la paz, la inversión y el desarrollo social", estimó la diplomática en un comunicado.

Davidson reiteró el apoyo del Reino Unido a ambos países en "sus esfuerzos por avanzar hacia la paz y la aplicación efectiva de medidas de fomento de la confianza".

Igualmente, la Unión Europea señaló en un comunicado que "desea que la consulta se desarrolle en Belice lo más pronto posible para cumplir con el acuerdo entre los dos gobiernos".

Guatemala reclama a Belice unos 11.030 km² de territorio, así como centenares de islas e islotes.

En 2008, Guatemala y Belice acordaron ir a la Corte Internacional de Justicia para poner fin a la controversia de más de dos siglos, previa aprobación de sus ciudadanos.

Guatemala reconoció en 1991 la independencia de Belice, pero nunca dejó de reclamar el territorio en disputa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo