Netflix retira sus películas de Cannes en medio de la polémica y creciente disputa

Cannes había prohibido que películas sin distribución cinematográfica en Francia compitan por la Palma de Oro, su máximo premio.

Por Ivonne Gordillo

Ted Sarandos, director de contenido de Netflix, dijo el miércoles que el gigante del streaming decidió retirar sus películas del Festival de Cine de Cannes, intensificando aún más una disputa entre Netflix y el festival de cine más prestigioso del mundo.

Cannes había prohibido que películas sin distribución cinematográfica en Francia compitan por la Palma de Oro, su máximo premio. Eso esencialmente deja fuera a las producciones de Netflix, que se estrenan ya sea en en la plataforma y algunas salas de cine, o sencillamente directo en Netflix. En Francia, por ley, las películas no pueden lanzarse en plataformas de entretenimiento en el hogar hasta 36 meses después de su estreno cinematográfico.

Esto aún le permitía a Netflix presentar sus filmes fuera de competencia en Cannes. Pero en una entrevista con Variety publicada el miércoles, Sarandos dijo que no quiere enviar estrenos de Netflix si no son tratados del mismo modo que otras cintas.

"Queremos que nuestras películas estén bajo las mismas condiciones que las de cualquier otro cineasta", dijo Sarandos. "Corremos un riesgo si vamos de este modo y dejamos que nuestros filmes y directores sean tratados irrespetuosamente en el festival. Ellos han establecido las pautas. No creo que sea bueno para nosotros estar ahí".

Representantes de Cannes no respondieron de inmediato mensajes en busca de comentarios. En una entrevista previa, el director de Cannes Thierry Fremaux dijo que "A la gente de Netflix le encanta la alfombra roja y le gustaría estar presente con otras películas. Pero entienden que la intransigencia de su propio modelo es ahora opuesta a la nuestra".

El año pasado dos películas de Netflix, "Okja" de Bong Joon-ho y "The Meyerowitz Stories" de Noah Baumbach, se estrenaron en competencia en Cannes, lo que causó indignación entre sindicatos y dueños de cines en Francia.

Ted Sarandos Foto: AP

El festival del año pasado se convirtió en una especie de referendo sobre el papel de Netflix en el cine. Los partidarios del servicio de streaming destacan la libertad creativa que Netflix le ofrece a los cineastas y el apoyo financiero que la ha dado a una variedad de proyectos diversos y ambiciosos. Los críticos dicen que una plataforma destructora de la experiencia de ir al cine no debería ser celebrada en el festival de cine más famoso.

Para Cannes, perder a Netflix — y su creciente alineación de cineastas y actores de renombre — es un golpe que lo priva del glamour que trae a su alfombra roja. Los estudios de Hollywood han dejado de hacer el tipo de películas que se presentan en Cannes, aunque este año el festival incluirá fuera de competencia el estreno de "Solo: A Star Wars Story" de Disney.

Entre las películas de Netflix que se cree eran consideradas para debutar este año en el Festival de Cannes, que comienza el 8 de mayo, están "Roma" de Alfonso Cuarón, "Norway" de Paul Greengrass, "Hold the Dark" de Jeremy Saulnier y el último filme sin terminar de Orson Welles, "The Other Side of the Wind".

Para Netflix, saltarse Cannes significa que esos y otros estrenos no recibirán la promoción mundial que brinda el festival, ni el codiciado honor de ser parte de la selección de Cannes. A falta de distribución en las salas de cine, y sin gastos masivos en mercadeo, Netflix ha dependido ampliamente en los festivales de cine como plataforma de lanzamiento de sus películas.

Sarandos dijo que es hora de que Cannes se "modernice".

"No es una coincidencia que Thierry también haya prohibido las selfies este año", dijo en referencia a la prohibición de este tipo de fotos en la alfombra roja. "No sé qué otros avances en los medios quiera Thierry abordar".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo